• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Macri reconoció que su medidas económicas han sido una "pesada carga"

El presidente argentino, Mauricio Macri/ Foto: EFE

El presidente argentino, Mauricio Macri/ Foto: EFE

Su gobierno ha aplicado la subida de las tarifas de la luz y el transporte y ha tenido que enfrentar una inflación heredada del gobierno de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reconoció hoy que las medidas tomadas por su Gobierno para iniciar un "sinceramiento" de la economía tras más de una década de mandatos kirchneristas, ha sido una "pesada carga para muchos", pero agregó que están pensadas para el futuro de los ciudadanos.

"Jamás les hubiese pedido que me acompañen para ser presidente si no creyese que tenemos un gran futuro por delante. Sé que este sinceramiento de la economía ha sido una pesada carga para muchos, pero créanme que cada medida la he pensado e impulsado pensando en el futuro de ustedes", señaló el mandatario.

Mauricio Macri encabezó en la provincia norteña de Jujuy el acto de entrega de la "casa número 1.000" para trabajadores de la empresa Ledesma en el barrio "Papa Francisco" de Calilegua, en el marco del programa de "Acceso a la Casa Propia", y fue recibido por directivos de la compañía en la pista de aterrizaje de esta localidad.

"Sé que juntos poniendo lo que cada uno tiene y va a poner tenemos un gran porvenir. Les pido que confíen, pero principalmente en ustedes mismos, en lo que pueden hacer. Porque ahí está la verdadera fuerza de la Argentina", aseveró.

El Ejecutivo de Mauricio Macri ha reconocido en las últimas semanas que están tomando medidas "dolorosas" para la población, como la subida de las tarifas de la luz y el transporte, y que la inflación es un grave problema, mientras crece la preocupación por los despidos en el sector público y el privado.

Macri ha aseverado en varias ocasiones que el gobierno de su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), dejó un "Estado devastado", cargado de corrupción y un 700 % de inflación acumulada en la última década, entre otros problemas.

"Estamos comprometidos a hacer obras que signifiquen alegría, transformación, oportunidades. Obras que dejen de ser sinónimo de corrupción, sino que sean sinónimo de futuro", remarcó.