• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Lula dice que su prioridad en 2014 será garantizar la reelección de Rousseff

Luiz Inacio Lula da Silva, ex presidente de Brasíl / Ricardo Pristupluk (La Nación)

Luiz Inacio Lula da Silva, ex presidente de Brasíl / Ricardo Pristupluk (La Nación)

"Nunca en este país una persona llegó tan bien preparada para ejercer la Presidencia", afirmó el ex mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que su prioridad para el próximo año, así como la del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), es conseguir la reelección de Dilma Rousseff como jefe de Estado.

"La prioridad es la elección de Dilma (Rousseff). No podemos impedir que la elección de Dilma corra riesgo", afirmó el exmandatario en una entrevista publicada hoy por el diario Valor.

Según Lula, el PT podrá "sacrificar" algunos candidatos a los gobiernos regionales en caso de que ese sea el costo de fortalecer la alianza con el mayoritario y centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) para garantizar la reelección de Rousseff.

El ex mandatario aprovechó un seminario del PT en febrero pasado para convertirse en el primero en defender oficialmente la candidatura de Rousseff a las presidenciales de octubre de 2014.

Al comentar el Gobierno de Rousseff, su ahijada política y sucesora, Lula aseguró que Brasil nunca estuvo en tan buenas manos. "Nunca en este país una persona llegó tan bien preparada para ejercer la Presidencia", afirmó.

Lula, presidente de honor del PT y fundador de esa formación, descartó que pueda ser candidato a la Presidencia el próximo año o en 2018 pese a la elevada popularidad con la que aún cuenta.

"Estaré con 72 años (en 2018). Es hora de quedarme quieto y de contar la experiencia. Aunque no sé cómo serán las circunstancias políticas. Quien sabe si de repente el país necesita de un viejito para hacer las cosas. No es mi deseo. Considero que ya di mi contribución, pero en política uno no descarta nada", afirmó.

Lula, que se curó de un cáncer en la garganta, dijo estar dispuesto a recorrer todo Brasil y participar en mítines para hacer campaña por Rousseff.

Aseguró que sus médicos ya lo autorizaron a volver a la vida partidaria y que, en caso de que las secuelas del cáncer le impidan hablar, acudirá a los mítines "con una cartelera en la mano".

"Creo que ella (Rousseff) va a montar una coordinación política en el partido (para coordinar su campaña) pero no me gusta trabajar en los bastidores. Quiero viajar por el país", afirmó.

Lula considera que Rousseff, con una popularidad récord e incluso superior a la suya cuando era presidente, es favorita para ganar en 2014.

"No hay adversario fácil, pero creo que Dilma llegará a las elecciones muy cómoda. Si trabajamos con seriedad, humildad y respetando a nuestros adversarios, y si la economía está bien, con la inflación controlada y el empleo creciendo, creo que con seguridad Rousseff tiene amplias posibilidades de ganar en primera vuelta", afirmó.

Lula rechazó las críticas que ha recibido por dedicarse como expresidente a visitar países de África y Latinoamérica en viajes financiados por empresas privadas para defender intereses particulares.

Admitió haber realizado 37 viajes financiados por empresas privadas para dar conferencias, tal y como lo hacen el exmandatario estadounidense Bill Clinton y el también brasileño Fernando Henrique Cardoso, porque, dijo, "nadie viaja gratuitamente" para tales tareas.

"Algunas personas son mejor remuneradas que otras y yo lo digo sinceramente: nunca pensé que fuese tan bien remunerado para dar conferencias. Hay poca gente con autoridad para ganar dinero como yo en función del Gobierno exitoso que hice en este país", dijo.

Agregó que sus viajes son para mostrar que Brasil va bien y que no le avergüenza promover productos brasileños en el exterior.