• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Lula exalta la "genialidad" y "generosidad" del Niemeyer

Ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva/ AP

Ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva/ AP

El padre del modernismo arquitectónico y creador de los principales edificios públicos de Brasilia, falleció el miércoles 5 de diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva lamentó hoy el fallecimiento del arquitecto Oscar Niemeyer del que destacó su "genialidad" y "generosidad".

"Nos sumamos a todo Brasil en el luto por la muerte del arquitecto Oscar Niemeyer. Él se va, pero quedará para siempre entre nosotros, presente en las líneas de los edificios que construyó en Brasil y en todo el mundo", señala un comunicado divulgado por el Instituto Lula.

Niemeyer, el padre del modernismo arquitectónico y creador de los principales edificios públicos de Brasilia, falleció el miércoles 5 de diciembre en el Hospital Samaritano de Río de Janeiro a la edad de 104 años debido a una infección respiratoria, tras haber permanecido ingresado allí desde el pasado 2 de noviembre.

"La monumental Brasilia, donde dejó la marca de su arte y concentró sus sueños de una ciudad que pudiese albergar con cariño a pobres y ricos, hombres comunes y poderosos, será siempre la expresión máxima de su genialidad y de su generosidad", concluye el mensaje de Lula, quien está de viaje por Europa.

En noviembre de 2007, siendo presidente de Brasil, Lula visitó a Niemeyer en su estudio en Río de Janeiro para entregarle la medalla de la Orden del Mérito Cultural, en la categoría de Gran Cruz, hecho que el Instituto Lula recuerda hoy con una fotografía de aquel momento.

La muerte de Niemeyer ha sido lamentada por todos los estamentos políticos, culturales y sociales del país, encabezados por la presidenta Dilma Rouseeff, quien el mismo miércoles afirmó en una nota oficial que "Brasil perdió hoy uno de sus genios".

El féretro de Niemeyer será traslado hoy a Brasilia para un velatorio en el Palacio de Planalto, que él diseño para ser la sede de la Presidencia de Brasil.

Como "un genio de la arquitectura mundial" lo definió el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, mientras el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, dijo que Niemeyer "fue más que un arquitecto brillante e innovador que desafió la lógica y moldeó las formas para crear verdaderas obras de arte".

"Perdimos el hombre que proyectó a Brasil en el mundo y diseñó las líneas del modernismo brasileño", manifestó el gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin.

Su homólogo de Minas Gerais, Antonio Anastasia, destacó que ese estado "tuvo la felicidad de albergar un importante acervo arquitectónico firmado por el espíritu innovador de ese gran arquitecto, cuya obra, así como sobrepasó fronteras, ciertamente traspasará el tiempo".

Niemeyer dejó un importante legado también en Minas Gerais, como el complejo administrativo Tancredo Neves, inaugurado en 2010 en Belo Horizonte, la capital regional.

"No hay otras palabras para definirlo: Niemeyer era simplemente genial, talento puro, osadía e inquietud y también inspiración permanente", dijo el senador Aecio Neves, quien cuando fue gobernador de Minas Gerais le encargó el diseño del complejo que lleva el nombre de su abuelo.

El presidente del Senado, José Sarney, recordó que cuando fue presidente de Brasil (1985-1990) lo llamó de vuelta a Brasilia para integrar el Consejo de Arquitectura y Urbanismo.

"Si el arte brasileño tiene su reconocimiento internacional, es en la extraordinaria presencia que Oscar Niemeyer deja en el mundo entero, con su genio y su capacidad de invención y de reinvención a cualquier tiempo", manifestó Sarney.