• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Lula exige un mayor plazo para que España consolide sus cuentas públicas

Luiz Inacio Lula da Silva, ex presidente de Brasíl / Ricardo Pristupluk (La Nación)

Luiz Inacio Lula da Silva, ex presidente de Brasíl / Ricardo Pristupluk (La Nación)

En un discurso en el congreso del IG Metall, el sindicato alemán del metal, el político brasileño y ex sindicalista ahondó en las causas de la crisis de la deuda y las fórmulas empleadas para atajarla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente brasileño Luis Inázio Lula da Silva exigió hoy en Berlín un mayor plazo para que España y Grecia consoliden sus cuentas públicas, alegando que el fuerte ajuste que están implementando "favorece la recesión".

En un discurso en el congreso del IG Metall, el sindicato alemán del metal, el político brasileño y ex sindicalista ahondó en las causas de la crisis de la deuda y las fórmulas empleadas para atajarla.

Lula alertó de que el "ajuste acelerado" exigido por la Comisión Europea (CE) a Atenas y Madrid "favorece la recesión y la aparición de más problemas", que están poniendo en cuestión "conquistas ya alcanzadas" a nivel social y laboral.

"Me temo que en Europa hay voces que empiezan a negar la Unión Europea. La Unión Europea es patrimonio de la humanidad, es la superación de 1.500 años de conflictos", aseguró Lula.

En su intervención", el expresidente criticó sin cortapisas las políticas de austeridad aplicadas en la Europa en crisis y pidió rescatar a las personas, fomentando el crecimiento y el empleo, en lugar de a los bancos.

A su juicio, "la salida de la crisis" pasa por "mantener el empleo" y "estimular el crecimiento" y no con ajustes que "castigan a los empleados".

Lula apuntó en este sentido que las decisiones acordadas en las reuniones de Londres y Seúl del G20, en el que participa Brasil, referentes a la promoción del empleo y el desarrollo económico "no se han implementado".

Asimismo, exigió a la clase política europea que "pierda el miedo a ejercer el poder democrático" y escuche a la gente, que se preocupe más por el ciudadano de a pie que por las instituciones financieras con problemas.

"Cuando los magnates del sistema financiero ganan, no reparten; pero cuando pierden, las pérdidas afectan a todos", criticó.

Lula comparó también la "era de paz y progreso" que está viviendo América Latina en la actualidad -y que no vivía desde hacía mucho tiempo"- con la situación de Europa, que atraviesa "una era nerviosa y aprensiva, principalmente para la juventud".

En cuanto a Brasil, el expresidente se mostró optimista, convencido de que la mayor economía latinoamericana puede llegar a ser la quinta más potente del mundo, un hito que "sólo interesa" si eso "sirve para mejorar la vida del pueblo".

Después de esta intervención ante unos 400 delegados de IG Metall, Lula acudió a un debate organizado por la fundación Friedrich-Ebert, próxima al Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), y se reunió con dos de sus líderes, el candidato a la cancillería para 2013, Peer Steinbruck, y el jefe del grupo parlamentario, Franz-Walter Steinmeier.

Tras su paso por Alemania, está previsto que Lula viaje a París, donde el lunes participará en un seminario sobre asuntos económicos y sociales, al que también acudirán los presidentes de Francia, François Hollande, y Brasil, Dilma Rousseff, de visita oficial en el país galo.

El próximo jueves 13, por último, el expresidente brasileño acudirá a Barcelona, donde recibirá el Premio Internacional Cataluña, que le fue concedido el pasado marzo por su trabajo en favor de la reducción de la pobreza y las desigualdades sociales.