• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Londres "perseguirá" en el extranjero a estudiantes con créditos por pagar

El secretario de Estado de Universidades británico, David Willetts detalló que los estudiantes provenientes de países de la Unión Europea (UE) son menos proclives que los británicos a pedir un crédito para pagar sus estudios en el Reino Unido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de Universidades británico, David Willetts, alertó de que el Reino Unido "perseguirá enérgicamente" a aquellos estudiantes que pidan un crédito para pagar su matrícula universitaria y, una vez graduados, abandonen el país sin devolver el préstamo.

"Es muy importante que los graduados que se van a vivir fuera del Reino Unido sepan eso no les exime de devolver el dinero", afirmó ante el comité de Negocios e Innovación de la Cámara de los Comunes Willetts, que subrayó que se han "endurecido significativamente" los sistemas para identificar en el extranjero a aquellos estudiantes con deudas pendientes.

"En última instancia, les perseguiremos en los tribunales europeos o de cualquier lugar. Lo hemos hecho ya y lo continuaremos haciendo", señaló.

El secretario de Estado detalló que los estudiantes provenientes de países de la Unión Europea (UE) son menos proclives que los británicos a pedir un crédito para pagar sus estudios en el Reino Unido.

Cerca del 40 por ciento de los estudiantes universitarios comunitarios pagan la totalidad del importe de la matrícula por adelantado, sostuvo Willetts.

Tras la última reforma de las tasas universitarias, impulsada en 2010, el precio de la matrícula en el Reino Unido alcanza las 9.000 libras anuales (11.100 euros), el triple que hace tres años.

Hace pocos meses, la Oficina Nacional de Auditorías británica (NAO, en inglés) reveló que el dinero público invertido en créditos a estudiantes que nunca ha sido devuelto asciende a mas de 5.000 millones de libras (5.900 millones de euros).

Según la NAO, cerca de 368.000 estudiantes están en deuda con el Estado, ya sea porque no han alcanzado el salario de 21.000 libras anuales (unos 25.000 euros) que les obliga a comenzar a devolver su crédito universitario, o bien porque han abandonado el Reino Unido.