• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Londres apoya la estrategia de Obama para frenar a los yihadistas

En respuesta a esta decisión, un portavoz oficial del primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que el Reino Unido "no está en la etapa de tomar" una decisión sobre su participación en una operación de ese tipo/ Internet

En respuesta a esta decisión, un portavoz oficial del primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que el Reino Unido "no está en la etapa de tomar" una decisión sobre su participación en una operación de ese tipo/ Internet

"Hemos apoyado el enfoque que Estados Unidos ha tomado", dijo un portavoz del gobierno del primer ministro británico, David Cameron 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno británico apoya el plan del presidente de EE. UU., Barack Obama, de autorizar ataques contra los yihadistas en Siria, pero "no está en la etapa" de unirse a esa acción militar, informó hoy la residencia de Downing Street.

En una comparecencia por televisión, Obama anunció anoche en un discurso a la nación desde la Casa Blanca que extenderá a Siria su campaña de ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), al que su Gobierno perseguirá "dondequiera que esté".

En respuesta a esta decisión, un portavoz oficial del primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que el Reino Unido "no está en la etapa de tomar" una decisión sobre su participación en una operación de ese tipo.

La fuente de Downing Street consideró vital contar con el apoyo de los países de Oriente Medio y alertó de los riesgos de pasar "por las cabezas" de los líderes de la región.

"Hemos apoyado el enfoque que Estados Unidos ha tomado", agregó el portavoz, que destacó la importancia de hacer frente a la violencia de los yihadistas del EI.

Londres no ha ocultado su preocupación por la violencia del EI después de que los yihadistas decapitasen a los periodistas estadounidenses Stephen Sotloff y James Fowley y amenazasen con asesinar también a un rehén del Reino Unido, David Haines.

El giro dado por EE. UU. se produce un año después de que Obama indicase que su Gobierno no intervendría en la guerra civil de Siria con bombardeos contra posiciones de su régimen pese al uso de armas químicas por parte de las fuerzas del presidente Bachar al Asad.

Obama aseguró anoche que ha reunido los apoyos internacionales suficientes para liderar una "amplia coalición" que permita "destruir" al Estado Islámico, un esfuerzo que llevará "tiempo" y que implica "riesgos" para las fuerzas militares implicadas.

Como parte de estos esfuerzos, Obama anunció que su secretario de Estado, John Kerry, continuará viajando en los próximos días por Oriente Medio y Europa para sumar más aliados en la lucha contra el EI.