• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Londres y Washington confían en que la oposición siria acuda a Ginebra

Refugiados sirios | Reuters

Refugiados sirios | Reuters

Después de una intensa jornada de conversaciones, el jefe del Foreign Office y su homólogo norteamericano coincidieron en que la oposición siria al régimen de Bachar al Asad debería "comprometerse" en las negociaciones de paz previstas en Suiza el 23 de noviembre, si bien de momento no han logrado un "sí" unánime

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los titulares de Exteriores del Reino Unido y EEUU, William Hague y John Kerry, confiaron en que la oposición moderada siria acudirá a la conferencia de Ginebra II tras reunirse en Londres con jefes de la diplomacia de otros nueve países y los Amigos de Siria.

Después de una intensa jornada de conversaciones, el jefe del Foreign Office y su homólogo norteamericano coincidieron en que la oposición siria al régimen de Bachar al Asad debería "comprometerse" en las negociaciones de paz previstas en Suiza el 23 de noviembre, si bien de momento no han logrado un "sí" unánime.

La reunión de Londres concluyó que el actual presidente sirio "no tendrá ningún papel en el futuro Gobierno de Siria", según se señala en el comunicado final.

El objetivo de este encuentro en la capital británica era persuadir a una de las facciones de la Coalición Nacional siria, el llamado Consejo Nacional Sirio, de que se involucre en Ginebra II, después de que ya indicara que no confía en las negociaciones con el régimen de Damasco.

Sin lograr por ahora una respuesta afirmativa, firme, los países participantes en el encuentro - EEUU, Reino Unido, Egipto, Francia, Alemania, Jordania, Italia, Qatar, Arabia Saudí, Turquía y los Emiratos Árabes Unidos - quisieron reafirmar la necesidad de que la conferencia suiza esté centrada en la transición política en Siria.

Ginebra II ofrece a los sirios "la mejor esperanza de mejorar sus vidas", según subrayó hoy Hague en una rueda de prensa en el palacete de Lancaster House al término de esta reunión.

En otro encuentro con los medios, el secretario norteamericano apuntó también que la conferencia de Ginebra II se llevará a cabo tan pronto como sea posible y que esas negociaciones son "imperativas para garantizar la existencia continuada del estado de Siria".

"Miembros de la oposición han hablado con rotundidad de las personas que se están muriendo de hambre y de las mujeres y niños que están sufriendo a manos del régimen" del presidente sirio Bachar Al Asad, había señalado William Hague.

Por ello, "la única manera sostenible de poner fin al conflicto y al sufrimiento de civiles sirios inocentes es a través de una transición política en Siria", agregó.

En la reunión de hoy, representantes de países árabes y occidentales acordaron "varias medidas importantes" para buscar una respuesta a la crisis, según aseguraron.

Entre ellas, ampararse en el proceso de Ginebra para establecer un Órgano de Gobierno transitorio en Siria con poderes ejecutivos completos que solo podrá ejecutarse "con el consentimiento de la Coalición Nacional Siria", por lo que Asad "no desempeñará ningún papel en el futuro Gobierno de Siria", según dijo Hague.

Tras esas charlas, Kerry apuntó, en otro encuentro con los medios que la Coalición Nacional Siria deberá ahora decidir si participa en la negociaciones programadas para el 23 de noviembre y confió en que así lo harán.

En un discurso de tono similar al de su anfitrión, el responsable de la política exterior norteamericana mostró su "confianza en que al final la oposición decidirá que esto repercute en sus mejores intereses".

Insistió además en la necesidad de alcanzar "una solución negociada" como única manera de zanjar la guerra siria, que no se resolverá, advirtió, con un "campo de batalla" y apuntó que "incrementarán la asistencia a la oposición siria".

La oposición siria se ha visto debilitada por los enfrentamientos entre el moderado Ejército Libre Sirio y los grupos rebeldes islámicos.

Los países occidentales han recibido con satisfacción el acuerdo alcanzado el mes pasado en Ginebra entre EEUU y Rusia para que el régimen sirio entregue las armas químicas, pero esto no ha evitado el conflicto armado ni ha reducido la catástrofe humanitaria. Desde el comienzo del conflicto en 2011, unas 100.000 personas han muerto en Siria.