• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La Llama Eterna de la tumba de Kennedy vuelve a su ubicación

Llama de la tumba de Kennedy vuelve a su ubicación permanente tras renovación / AP

Llama de la tumba de Kennedy vuelve a su ubicación permanente tras renovación / AP

Tras la muerte de John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963, la primera dama Jackie Kennedy decidió trasladar a Arlington los restos de su marido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La llama que recuerda a John F. Kennedy vuelve a arder desde hoy junto a la tumba del asesinado presidente de Estados Unidos en el cementerio de Arlington (Virginia), tras ser trasladada en primavera a una ubicación temporal mientras se realizaban unas obras de mejora en el pebetero.

En vísperas del 50 aniversario del asesinato de Kennedy, el Cuerpo de Ingenieros del ejército ha llevado a cabo en los últimos meses una renovación del pebetero, y durante este tiempo la llama ha prendido en un antorcha provisional a unos metros de la tumba del presidente.

Una vez completados estos trabajos, la llama, que ahora es "más moderna y eficiente", según explicó el director ejecutivo del Cementerio Nacional de Arlington, Patrick K. Hallinan, regresó a su ubicación original.

Se trata de la primera ocasión en que la conocida como "Llama Eterna" de la tumba de Kennedy abandona su ubicación original, en el camposanto donde están enterrados los cuerpos de más de 300.000 soldados estadounidenses fallecidos en combate.

Tras la muerte de John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963, la primera dama Jackie Kennedy decidió trasladar a Arlington los restos de su marido e, inspirándose en la tumba al soldado desconocido bajo el Arco de Triunfo de París, pidió que se colocara una llama que ardiera permanentemente.

Tres días después, en el funeral del presidente, Jackie Kennedy encendió una antorcha junto a la tumba de su marido que se mantuvo encendida hasta que, tres años y medio más tarde, en marzo de 1967, el cuerpo de ingenieros del ejército finalizó la construcción de la tumba con un pebetero para la "Llama Eterna".

Allí ardió hasta esta primavera, cuando fue trasladada al comenzar los trabajos de mejora del pebetero, para que, según Hallinan, "esta llama continúe siendo un faro de esperanza y conmemoración, un recordatorio del legado del presidente a la nación".

"A medida que nos acercamos al 50 aniversario de la muerte del presidente Kennedy, se hace adecuado que volvamos a transferir la llama, de su ubicación temporal, a la permanente Llama Eterna", añadió Hallinan.

Los próximos días 22 y 25 de noviembre, fechas en que se conmemora el 50 aniversario de la muerte y el sepelio de Kennedy, respectivamente, se han programado actos de homenaje en el cementerio de Arlington.

Asimismo, este recinto acogerá también una exposición pictórica desde el 15 de noviembre hasta el 1 de diciembre sobre la herencia del presidente número 35 de la historia de Estados Unidos.