• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Liga Árabe instó a la ONU a adoptar medidas disuasorias contra Siria

Bashar al-Assad Presidente de Siria | EFE

Bashar al-Assad Presidente de Siria | EFE

El senador por Arizona y ex candidato presidencial republicano en 2008, John McCain, opinó que sería catastrófico que no hubiese un acuerdo en el Congreso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Liga Árabe instó a Naciones Unidas y al sistema internacional a asumir su responsabilidad y a adoptar la medidas disuasorias y necesarias contra Damasco por su autoría en el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto, pero no apoyó de forma directa los planes de Estados Unidos y Francia de atacar Siria.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, dijo que la organización respaldaría una acción, pero siempre bajo el paraguas de Naciones Unidas.

Al Arabi destacó que la resolución, que deja a Estados Unidos, sin un respaldo árabe nítido, sólo contó con el rechazo de Líbano.

La oposición en Siria no ocultó su frustración por el texto, que se une a la decepción provocada por la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de pedir la autorización del Congreso antes de lanzar un ataque.

El dirigente de la Coalición Nacional Siria, Haizam Maleh, explicó que su grupo había pedido a los ministros árabes que apoyasen una intervención militar extranjera contra el régimen por crímenes de guerra y contra la humanidad.

El portavoz de la CNFROS, Ahmed Ramadán, expresó que esperaban una petición clara y oficial al Consejo de Seguridad para castigar a Siria, aunque reconoció como paso importante que la Liga Árabe culpase al régimen del presidente de Siria, Bashar al Assad, como autor de la masacre con armas químicas.

Damasco, por su parte, no ahorró críticas hacia la Liga Árabe ni hacia Arabia Saudí, el país que más abiertamente apuesta por atacar Siria, frente a otros como Egipto, Argelia o el Líbano que lo rechazan.

Para el régimen de Al Assad, la resolución de la Liga Árabe es un paso más en el apoyo a los posibles ataques militares occidentales pero en un grado menor del que esperaban Estados Unidos y algunos aliados del Golfo.

El gobierno de Siria continúa su campaña para intentar demostrar a la comunidad internacional que fueron sus soldados quienes han sido objeto de ataques con armas químicas y que las acusaciones formuladas por Estados Unidos son sólo un pretexto para justificar el ataque.

El representante de Damasco en la ONU, Bashar Jafari, informó que Siria envió dos cartas al secretario general del organismo internacional, Ban Ki-moon, y al presidente de turno del Consejo de Seguridad para intentar evitar una posible intervención militar en el país.


Polvorín. Al Assad advirtió que Medio Oriente es un polvorín que podría estallar si las potencias occidentales atacan a su país.

El presidente aseveró que cualquiera que contribuya financiera y militarmente con terroristas es un enemigo de Siria. "El pueblo francés no es enemigo nuestro pero si las políticas del gobierno son hostiles al pueblo sirio, ese estado será enemigo'', expresó.


Campaña. Los senadores republicanos más críticos con la política del presidente Obama, advirtieron sobre las consecuencias negativas de una falta de acuerdo en el Congreso para un plan de ataque a Siria, luego de reunirse con el mandatario en la Casa Blanca.

El senador por Arizona y ex candidato presidencial republicano en 2008, John McCain, opinó que sería catastrófico que no hubiese un acuerdo en el Congreso sobre la respuesta militar a Siria.

El secretario de Estado, John Kerry, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, se reunirán con los miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado para acelerar el debate legislativo pese a que el Congreso no está en período de sesiones.


Francia confirmó ataque químico

Los servicios de inteligencia de Francia denunciaron que el régimen sirio lanzó un ataque el 21 de agosto en el cual hubo uso masivo de productos químicos y advirtió que Damasco podría realizar ofensivas similares en el futuro.

París reveló ayer el contenido de un resumen de nueve páginas sobre el programa de armas químicas de Siria, en el que concluyó que por lo menos 281 muertes podían atribuirse al ataque en áreas fuera de Damasco.

El análisis indicó que la cifra se basó en parte en decenas de videos recolectados por los servicios de espionaje de Francia.

El reporte dice además que al parecer no es la primera vez que se han usado armas químicas en Siria este año.