• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líderes europeos lanzan nuevo plan de paz para Ucrania

Un militar ucraniano gesticula en un puesto de control a la entrada de Debaltseve, Donetsk | EFE

Europa busca detener la violencia en Ucrania por atentar contra la seguridad de los otros países | EFE

El inesperado anuncio pareció destinado a hacer desistir a Estados Unidos de entregar armas pesadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una nueva iniciativa para conseguir la paz en el este de Ucrania, los mandatarios de Francia y Alemania anunciaron el jueves que viajarán a las capitales de Ucrania y Rusia con una propuesta para detener los combates. El inesperado anuncio pareció destinado a hacer desistir a Estados Unidos de entregar armas pesadas a Ucrania, a lo que se oponen algunos europeos por temor a impulsar una carrera armamentista.

Las frenéticas iniciativas diplomáticas se proponen aplacar la lucha en el este de Ucrania que amenaza la seguridad europea.

En Moscú, el asistente del presidente Vladimir Putin saludó la iniciativa europea y dijo que el Kremlin está dispuesto a una discusión constructiva. En Bruselas, los cancilleres de la OTAN se prepararon el jueves a reforzar la alianza militar en reacción a los combates y al fortalecimiento militar ruso.

Rusia niega enérgicamente estar respaldando a los rebeldes con soldados y armas, aunque admite que algunos rusos combaten junto a los separatistas. Los expertos militares occidentales rechazan la desmentida rusa. El comandante supremo de la OTAN, el general Philip Breedlove de la fuerza aérea estadounidense, dijo el jueves que Rusia sigue suministrando a los separatistas armas pesadas modernas, sistemas de defensa aérea y combatientes.

Después de calificar la situación como "un momento muy crítico de nuestra historia", el presidente ucraniano Petro Poroshenko saludó la visita del secretario de estado norteamericano John Kerry a Kiev el jueves.

En una conferencia de prensa conjunta después de su reunión, Kerry instó a Rusia a demostrar que está dispuesta a aceptar una solución pacífica y diplomática al conflicto en el este de Ucrania abandonando su apoyo militar a los separatistas y llevándolos en cambio a la mesa de negociaciones.

"Nosotros optamos por la diplomacia", dijo Kerry, sin mencionar la posibilidad de suministrar ayuda militar a Ucrania.

La lucha entre los separatistas apoyados por Rusia y las fuerzas del gobierno ucraniano se reavivó en enero con toda intensidad. Las Naciones Unidas han criticado enérgicamente a ambos bandos por sus cañoneos indiscriminados e instaron a una tregua temporal para poner fin a la lucha que ha matado a más de 5.300 personas desde abril.

Por lo menos tres personas murieron durante los cañoneos en el bastión rebelde de Donetsk, dijeron el jueves funcionarios locales. Un vocero militar ucraniano informó que cinco soldados murieron y 29 resultaron heridos en el este en los combates de las últimas 24 horas.

Francia y Alemania confiaban en poder presentar un acuerdo de paz que fuese aceptable tanto para Ucrania como para Rusia.

El presidente francés Francois Hollande dijo que él y la canciller federal alemana Angela Merkel viajarían el jueves a Kiev y el viernes a Moscú con una propuesta "basada en la integridad territorial de Ucrania".

En un indicio de la importancia de la iniciativa, esta será la primera visita de Merkel a Moscú desde que estalló el conflicto en Ucrania hace un año.

"No se dirá que Francia y Alemania conjuntamente no han tratado todo, no han hecho todo, para preservar la paz", afirmó Hollande.

El presidente francés no mencionó a Estados Unidos. Dijo que las dos naciones europeas tienen especiales vínculos históricos, culturales y económicos con Rusia. Un alto funcionario del gobierno francés dijo que ambos líderes decidieron el viaje el miércoles por la noche sin consultar a las autoridades estadounidenses al respecto. El funcionario habló con la condición del anonimato en cumplimiento con las disposiciones francesas.

Por su parte Kerry buscó presentar la nueva iniciativa europea como parte de los esfuerzos occidentales conjuntos en apoyo de Ucrania.

Dijo que la visita a Kiev de Merkel y Hollande "pone de manifiesto que conjuntamente Estados Unidos, Francia, Alemania y el resto de nuestros socios internacionales nos solidarizamos con Ucrania al pedir a Rusia que tome las medidas que acabo de presentar y de hacerlo sin demora".

En respuesta, el asesor de asuntos exteriores de Putin, Yuri Ushakov, dijo que Rusia "está dispuesta a una conversación constructiva" destinada a estabilizar la situación, establecer un diálogo entre el gobierno ucraniano y los rebeldes, y reconstruir los vínculos económicos entre el este de Ucrania y Kiev.

Diplomáticos occidentales dijeron que Putin entregó a franceses y alemanes un plan de paz de nueve páginas y que Hollande y Merkel llevan consigo una versión modificada del plan a Kiev y Moscú. Los diplomáticos dijeron que la versión europea elimina los elementos más objetables del plan ruso y lo adapta a lo que desean Ucrania y Europa, como determinada autonomía para las regiones orientales con protecciones especiales para el lenguaje y la cultura locales, además de los impuestos.

Kerry llegó a Ucrania para manifestar apoyo al acosado gobierno, junto con 16,4 millones de dólares en ayuda humanitaria, mientras el gobierno de Barack Obama consideraba la posibilidad de enviar armas a Kiev para ayudarle a enfrentar a los separatistas fuertemente armados por Rusia. Obama se ha opuesto a enviar armas a Ucrania, pero fuentes de su gobierno dicen que su posición podría cambiar.

Alemania y otras naciones europeas siguen enérgicamente opuestas al envío de armas a Ucrania.

El ministro de relaciones exteriores de Alemania -Walter Steinmeier lo reiteró el jueves diciendo que la situación no mejorará "si despachamos más armas a la región".