• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líder norcoreano habría ejecutado a su tío por 'negocios'

Jang Song Thaek / AP

Jang Song Thaek / AP

Según la versión oficial, Jang Song-thaek fue acusado de traición y ejecutado por tramar un golpe de Estado contra el líder y otros delitos, como consumir drogas, malgastar divisas en los casinos, participar en orgías o distribuir pornografía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La fulminante ejecución de Jang Song-thaek, el tío de 67 años del líder norcoreano Kim Jong-un y considerado hasta su caída el número dos del régimen, dejó un gran interrogante y volvió a situar a Corea del Norte bajo los focos del interés mundial tras casi ocho meses de relativa calma.

Según la versión oficial, Jang Song-thaek fue acusado de traición y ejecutado por tramar un golpe de Estado contra el líder y otros delitos, como consumir drogas, malgastar divisas en los casinos, participar en orgías o distribuir pornografía.

Por tratarse del segundo hombre con más importancia política en el país, la hipótesis de una lucha por el poder sonaba más que razonable.

Pero esta razón quedaría descartada por informes de agentes de inteligencia de los servicios de espionaje de Corea del Sur (NIS), que aseguraron que no existe tal pugna en el gobierno de Pyongyang.

Según explicaron autoridades del NIS en una audiencia en la Asamblea Nacional de Seúl, el líder norcoreano habría ejecutado a Jang Song-thaek por no seguir las directrices de la máxima autoridad del país y permitir a sus colaboradores cercanos “extralimitarse” a la hora de tomar decisiones. La corrupción habría estado en el corazón de su decisión.

¿Peligra Kim Jong-un?

Sin embargo, la sorpresiva decisión de Corea del Norte de ejecutarlo con tal velocidad, siendo el político más influyente de la era Kim Jong-un, da fuertes indicios del “peligro” que representaba para Kim y su régimen el poder que había alcanzado su tío. De esta manera lo interpretaron al menos diferentes medios internacionales, como la revista The Economist: “El afán con que fue llevada a cabo la ejecución, inmediatamente después del veredicto del 12 de diciembre, sugiere que Jang planteaba una amenaza política real”.

Pero los servicios de inteligencia surcoreanos, cuyo informe fue revelado por la agencia local Yonhap, evaluaron que las principales diferencias que surgieron entre la facción política mayoritaria y la liderada por Jang estaban relacionadas con los derechos de lucrativos proyectos norcoreanos, entre ellos uno relacionado con una mina de carbón.

Para el NIS esos motivos sustentan la decisión de condenar a muerte a Jang. La inteligencia surcoreana estima que pese a este episodio, que conlleva la pérdida de una fuerte figura de su círculo cercano, el líder Kim Jong-un no ve peligrar su posición.

El director del NIS, Nam Jae-joon, advirtió por otro lado que el ejército de Corea del Norte ha reforzado sus unidades de artillería y ha intensificado sus ejercicios, y podría realizar algún tipo de provocación contra el Sur entre enero y marzo.

Tanto el Ministerio de Defensa surcoreano como la presidenta del país, Park Geun-hye, ya advirtieron de la posibilidad de próximas provocaciones militares de Pyongyang como manera de mover a cerrar filas en torno al líder tras la purga de uno de los políticos más importantes del régimen.

Con esta ejecución se coronó un año marcado por la tensión en Corea del Norte, que hizo saltar los temores de guerra con una campaña de hostilidades sin precedentes tras realizar su tercera prueba nuclear. El país comunista mostró tímidos acercamientos con la comunidad internacional tras protagonizar una de las mayores etapas de tensión de las últimas décadas.

‘Listos para el combate’
Kim Jong-un dice podría estallar una guerra

El líder norcoreano, Kim Jong-un, pidió a sus tropas estar preparadas “para el combate” durante una visita a una unidad del Ejército, en un momento de renovada tensión en la península tras la reciente ejecución de su tío, Jang Song-thaek, informó la agencia KCNA.

El dirigente norcoreano instó a la unidad “a esforzarse al máximo para estar preparada para el combate”, según la nota, “teniendo siempre en cuenta que una guerra puede desatarse sin previo aviso”.

El joven líder, de unos 30 años, visitó el Comando de la Unidad Combinada 526, acompañado por altos funcionarios y jefes militares.