• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líder demócrata del Senado abre proceso para debatir control de armas

Líder demócrata del Senado de EE UU, Harry Reid / EFE

Líder demócrata del Senado de EE UU, Harry Reid / EFE

Harry Reid ha dejado en claro hoy que cualquier legislación que salga del Senado para controlar "de forma eficaz" la venta de armas en EE.UU. debe incluir una ampliación de la revisión de antecedentes penales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El líder de la mayoría demócrata del Senado de EE UU, Harry Reid, dijo que hoy iniciará el proceso legislativo para someter a votación el mes próximo una medida para el control de las armas y que incluirá una expansión de la verificación de antecedentes penales para los compradores.

"Esta noche, comenzaré el proceso de llevar ante el pleno del Senado un proyecto de ley para reducir la violencia generada por las armas. Este proyecto de ley incluirá cláusulas para la revisión de antecedentes, seguridad escolar y el tráfico de armas", explicó Reid en un comunicado.

Las cláusulas ya fueron aprobadas por el Comité Judicial del Senado la semana pasada y el objetivo de Reid es someter a debate y votación la medida después del receso legislativo de dos semanas por la Pascua, mientras continúan las negociaciones con líderes republicanos.

Según los observadores, sin embargo, la medida no cuenta aún con los 60 votos necesarios para impedir un bloqueo por parte de sus detractores en el Senado, incluidos los republicanos.

Pero Reid ha dejado en claro hoy que cualquier legislación que salga del Senado para controlar "de forma eficaz" la venta de armas en EE UU debe incluir una ampliación de la revisión de antecedentes penales.

Según Reid, la medida que introducirá formalmente esta noche en el calendario legislativo servirá como "base" del debate sobre el control de armas.

Asimismo, Reid se comprometió a someter a votación, ya sea por separado o como enmiendas al proyecto de ley, otras medidas como la prohibición de las armas de asalto, restricciones a los cargadores de alta capacidad, y la ampliación de servicios de salud mental.

El martes pasado, Reid había advertido de que medidas que no tuviesen 60 votos, de un total de 100 en el Senado, no serían incluidas en el proyecto de ley para el control de armas.

Tras la masacre de 20 niños y seis adultos en Newtown (Connecticut) el pasado 14 de diciembre, la senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, presentó un proyecto de ley para prohibir las armas de asalto.

La medida de Feinstein goza del apoyo de la Casa Blanca y diversos grupos progresistas, pero afronta una férrea oposición de grupos conservadores, entre estos la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La NRA, que ha propuesto desplegar agentes armados en todos los colegios del país, considera que ampliar la revisión de antecedentes es un esfuerzo inútil porque cualquier criminal sería capaz de adquirir las armas de forma ilegal y, además, facilitaría la creación de un registro nacional de dueños de armas, prohibido por la ley.

En la actualidad, las leyes federales prohíben que personas condenadas por delitos o que padecen enfermedades mentales tengan acceso a las armas, pero la revisión de antecedentes solo se aplica a la venta de armas por parte de minoristas con licencia federal y no en las ferias y entre particulares.