• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líder de Sendero Luminoso calificó de "gesta heroica" a guerra que ensangrentó Perú

Para el "camarada Artemio", se trató de  conflicto que dejó 69.000 muertos y desaparecidos en Perú entre 1980 y 2000

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En su primera declaración ante el tribunal que lo juzga, el "camarada Artemio", el último líder histórico de Sendero Luminoso, se declaró este lunes un "revolucionario" que actuó en la "gran gesta heroica de la guerra popular", un conflicto que dejó 69.000 muertos y desaparecidos en Perú entre 1980 y 2000.

A casi un año de su captura, Florindo Eleuterio Flores Hala afirmó que tuvo "el gran honor de ser dirigente político y miembro del Comité Central del Partido Comunista del Perú, Sendero Luminoso, jefaturado por el doctor Abimael Guzmán Reynoso, cuya doctrina filosófica no es terrorista".

Ante el fiscal Luis Landa, quien lo sometió a un interrogatorio de cerca de tres horas, el procesado dijo que está dispuesto "a dar la cara ante la justicia" y asumir su "responsabilidad política".

Su militancia en Sendero Luminoso, según sostuvo, le dio la "oportunidad de ser parte de la gran gesta heroica de la guerra popular", que calificó como "el más grande movimiento social y revolucionario en la historia del Perú".

No obstante, en numerosos momentos del interrogatorio optó por el silencio afirmando "Me reservo la respuesta", "Desconozco eso" o "Voy a guardar silencio" cuando el fiscal le hizo preguntas comprometedoras sobre los atentados, sabotajes o asesinatos de campesinos y autoridades civiles y militares que solía perpetrar el senderismo.

La cuarta audiencia del proceso contra el "camarada Artemio", para quien el fiscal ha pedido cadena perpetua, se realizó en la prisión de la base naval del puerto El Callao, al oeste de Lima.

En esa prisión cumplen prisión de por vida Abimael Guzmán, conocido por sus seguidores como presidente Gonzalo, y Vladimiro Montesinos, ex asesor en el gobierno de Alberto Fujimori, quien desde las sombras dirigió la lucha contra la guerrilla y terminó condenado a 25 años de cárcel por violación de derechos humanos durante el conflicto.