• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líder de las Damas de Blanco denuncia endurecimiento de la represión en Cuba

Berta Soler, líder del grupo opositor cubano Damas de Blanco | AP

Berta Soler, líder del grupo opositor cubano Damas de Blanco | AP

"Raúl y Fidel (Castro) son iguales, la represión se ha recrudecido" desde 2010. La policía "nos arrastra, nos golpea (...) nos deja botadas a horas de la madrugada en las carreteras, en las playas, amarradas con cintos", aseguró Berta Soler

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El régimen cubano está recrudeciendo la represión contra la disidencia interna, denuncia la líder del grupo Damas de Blanco, Berta Soler, en Madrid, adonde viajó gracias a una reforma migratoria que por primera vez permite a los opositores salir de la isla.

"Raúl y Fidel (Castro) son iguales, la represión se ha recrudecido" desde 2010, dos años después que el menor de los Castro, de 81 años, tomara las riendas del régimen debido a los problemas de salud de Fidel, asegura a la AFP.

"Tenemos hombres que solamente por expresarse los llevan a prisión cinco o seis meses sin hacerles juicio", afirma Soler, de 49 años, que en 2003 fundó, junto a la ahora fallecida Laura Pollán, este grupo de esposas y madres de presos políticos.

"Se les dan machetazos, cuchilladas, se les tira sobre sus casas excrementos, chapapote", dice sentada en un salón de la Casa de América, donde se dispone a comparecer junto a Esperanza Aguirre, líder madrileña del PP, el partido conservador del jefe del gobierno español Mariano Rajoy.

La represión es igual de dura contra las Damas de Blanco, denuncia con voz pausada pero firme.

"Los domingos cuando vamos a ejercer nuestra libertad religiosa en diferentes lugares del país nos llevan al calabozo", afirma con una mirada directa, resaltada por un deslumbrante vestido blanco que contrasta con la profunda oscuridad de su piel.

La policía "nos arrastra, nos golpea, nos hala los pelos, nos aruña, hace tentativas de vejación, nos rastrilla, con pistolas en la cabeza, simulacro de disparo, nos deja botadas a horas de la madrugada en las carreteras, en las playas, amarradas con cintos", asegura.

"La represión cada vez es más fuerte, todo esto yo lo llamo terrorismo de Estado", fustiga, afirmando que 1.280 Damas de Blanco fueron detenidas en 2012.

Soler está asimismo convencida de que "el gobierno cubano tuvo que ver de una forma u otra con la muerte de Laura Pollán", fallecida en octubre de 2011 en un hospital de La Habana, y con las de los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero en julio de 2012, en un accidente de tráfico del que la justicia cubana responsabilizó al líder de las juventudes del PP, Angel Carromero.

Paradójicamente, si Soler puede alzar su denuncia en Madrid es gracias a una reforma migratoria del régimen castrista, que desde enero permite salir de la isla sin autorización gubernamental.

Y no es la única en haber aprovechado la oportunidad para "explicar al mundo de primera mano la realidad del pueblo de Cuba", otros como los blogueros opositores Yoani Sánchez y Orlando Pardo, o los jóvenes Eliecer Avila y Rosa María Payá -hija de Oswaldo Payá- emprendieron viajes similares.

Pero, en opinión de Soler, esto no son más que "reformillas cosméticas". "Es por las presiones políticas internacionales que el gobierno cubano nos ha dejado salir" pero "en Cuba no hay cambio", afirma.

En la isla "va a haber cambio cuando exista respeto a los derechos humanos, queremos libertades, queremos democracia", afirma.

Mientras tanto, "el pueblo de Cuba está sumergido en la miseria", asegura Soler, que hasta 2009 trabajó como técnico en microbiología en una maternidad, donde ganaba 250 pesos al mes, el equivalente a unos 10 dólares, dice.

Salvo los destinados a personalidades como el difunto presidente venezolano Hugo Chávez, tratado en Cuba de un cáncer, los hospitales de la isla "están hechos un asco, hay que llevar sábanas, incluso agua para tomar", denuncia.

Pese a los 100.000 barriles de petróleo que Venezuela suministra a Cuba diariamente, "las ambulancias no tienen gasolina", y "el dinero que llega de los inversionistas extranjeros no va a manos del pueblo, se queda en el gobierno", asegura.

Financiado por disidentes cubanos instalados en España desde que el régimen excarceló en 2010 y 2011 a decenas de presos políticos por mediación de la Iglesia, el viaje de Soler la llevará también a Polonia, donde tiene previsto reunirse con el histórico líder anticomunista Lech Walesa.

Después, podría viajar a Estrasburgo para recoger el premio Sajarov de Derechos Humanos que el parlamento europeo otorgó a las Damas de Blanco en 2005.