• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Liberan en una carretera a niña secuestrada en el noreste de Colombia

Daniela es hija de Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección de Colombia | Foto: Twitter

Daniela es hija de Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección de Colombia | Foto: Twitter

La menor fue abandonada por sus captores en una vía entre las poblaciones rurales de El Zulia y Santiago, a cincuenta minutos por carretera del lugar donde fue raptada este jueves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Daniela Mora, la niña de once años secuestrada este jueves en la ciudad colombiana de Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander (noreste), fue liberada este sábado por sus captores en una carretera de esa región, informó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

"Celebramos que Daniela Mora ya esté libre y con sus padres. Felicitaciones a la Policía, ahora vamos tras sus captores", escribió Santos en su cuenta de Twitter.

Daniela es hija de Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección (UNP). El propio funcionario confirmó a través de su cuenta en Twitter la noticia: "Mil y mil gracias por todas las oraciones. Ya estoy con mi chiquita".

Según primeras versiones, la menor fue abandonada por sus captores en una vía entre las poblaciones rurales de El Zulia y Santiago, a cincuenta minutos por carretera del lugar donde su pista se perdió este jueves.

Ese día, tras salir de una clase extraescolar, desconocidos interceptaron el vehículo en el que se desplazaba la niña y se la llevaron, dejando al chófer abandonado en las afueras de Cúcuta.

Para localizar a la pequeña la Interpol emitió hoy alerta amarilla para solicitar la colaboración de otras naciones por si llegaran a tener conocimiento de que la pequeña, cuya fotografía se incluye en la alerta, se encontraba en sus territorios.

En este sentido, debido a la cercanía de Cúcuta con Venezuela, las autoridades colombianas habían estrechado la coordinación con el vecino país para evitar que la menor cruzara la frontera.

Desde el pasado jueves buscaban a la niña unos 600 agentes de diferentes divisiones de la Policía colombiana, en tanto que el Gobierno había ofrecido una recompensa de 300 millones de pesos (unos 120 mil dólares) a quien aportara información que permitiera localizarla.

Tras su puesta en libertad continuarán las investigaciones para encontrar a sus secuestradores, que según primeras hipótesis podrían formar parte de la delincuencia organizada, según dijo este sábado el fiscal de Colombia, Eduardo Montealegre.

No se descarta tampoco que el rapto de Daniela fuera una venganza contra su padre, quien asumió la dirección de la UNP el pasado enero y recientemente, según medios locales, había destapado varios casos de corrupción, como el uso de vehículos de la entidad para transportar gasolina de contrabando desde Venezuela.