• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Líbano sigue en shock por asesinato de jefe de inteligencia de policía

Atentado con carro bomba dejó ocho muertos y 78 heridos en Beirut / AP

Atentado con carro bomba dejó ocho muertos y 78 heridos en Beirut / AP

El ataque con carro bomba perpetrado en Beirut, que ha reavivado la pesadilla de los atentados que ensangrentaron la capital años atrás, dejó ocho muertos y 86 heridos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Líbano permanece en estado de shock por el asesinato del jefe de los servicios de inteligencia de la policía libanesa, quien cayó en un atentado atribuido por la oposición al régimen sirio y que hace temer que el país vuelva a sumirse en el caos.

El ataque con carro bomba perpetrado en Beirut, que reavivó la pesadilla de los atentados que ensangrentaron la capital años atrás, mató al general suní Wisam al Hasán, calificado el sábado por la prensa libanesa de "punta de lanza contra el régimen sirio".

El general será enterrado el domingo en Beirut junto a la tumba de su mentor, el ex primer ministro Rafic Hariri, anunció este sábado en televisión el general Archraf Rifi, jefe de la policía libanesa. Los funerales se celebrarán tras la oración musulmana de la tarde, en la mezquita Al Amin, en el centro de Beirut, cerca del mausoleo de Hariri.

El atentado dejó ocho muertos y 86 heridos, según una fuente gubernamental, pero la mañana de este sábado la Cruz Roja indicó que este balance podría ser revisado a la baja.

El general Wisam al Hasán, de 47 años, desempeñó un papel clave en la investigación de numerosos atentados que sacudieron a Líbano estos últimos años y de los cuales se ha responsabilizado a Damasco, entre otros el de Rafic Hariri.

En reacción al asesinato, partidarios de la oposición, algunos de ellos hombres armados, cortaron al tráfico varias carreteras en regiones libanesas de mayoría sunita y en Trípoli (norte) estallaron tiroteos entre los barrios rivales sunitas y alauitas de la ciudad. El jeque Abdel al Asmar, miembro de Al Tawhid, grupúsculo sunita pero cercano al Hezbolá chiíta, murió en los tiroteos en el norte del país, informó a la AFP un responsable de los servicios de seguridad.

El último gran golpe del general asesinado fue la detención el pasado 9 de agosto del ex ministro Michel Samaha, partidario del régimen sirio, acusado de haber introducido explosivos con vistas a llevar a cabo atentados en Líbano, respondiendo a las órdenes de Alí Mamluk, jefe de los servicios secretos sirios.

El atentado de Beirut, que dejó enormes destrucciones, reavivó la memoria de los años negros de la guerra civil (1975-1990) y los recientes atentados. El ataque fue condenado por la comunidad internacional, incluido por Estados Unidos, el Vaticano, Francia, Canadá y México.