• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Letta afronta mañana una nueva investidura tras la ruptura con Berlusconi

El primer ministro de Italia, Enrico Letta | Reuters

El primer ministro de Italia, Enrico Letta | Reuters

La comparecencia del primer ministro dará paso a un debate parlamentario que concluirá con el voto de confianza, para el que Letta cuenta con una holgada mayoría absoluta en la Cámara baja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro italiano, Enrico Letta, afronta mañana una especie de nueva investidura parlamentaria, con la que pretende inaugurar de modo oficial la fase que se abre en su Gobierno tras la salida de la coalición del partido de Silvio Berlusconi, el conservador Forza Italia.

Sin tiempo para reponerse del viaje a Sudáfrica, donde hoy participó en el funeral del expresidente Nelson Mandela, el primer ministro italiano vivirá el miércoles una intensa jornada en el Parlamento, donde se celebrará un voto de confianza a su Ejecutivo que servirá además para saber con certeza en qué niveles está ahora la mayoría absoluta que lo sostiene.

Letta acudirá a primera hora de la mañana a la Cámara de los Diputados (baja), donde ilustrará el plan de Gobierno que pretende llevar a cabo hasta las próximas elecciones, sobre las que hay un amplio consenso de que se adelanten a 2015, una vez terminado el semestre de presidencia de turno de la Unión Europea (UE) que Italia asumirá en junio próximo.

La comparecencia del primer ministro dará paso a un debate parlamentario que concluirá con el voto de confianza, para el que Letta cuenta con una holgada mayoría absoluta en la Cámara baja, a pesar de la salida de Forza Italia de la coalición el pasado 26 de noviembre.

La mayor atención de la jornada la acaparará el Senado, donde Letta pasará por la tarde el mismo trámite, que supone una nueva investidura parlamentaria tras la celebrada a finales de abril, una vez que la fuerza política de Berlusconi y la suya, el Partido Demócrata (PD), entre otras, lograran un acuerdo para formar Gobierno.

En el Senado, el centroizquierda que lideraba el PD no consiguió mayoría absoluta en las elecciones de febrero y, tras la retirada del apoyo de los senadores de Berlusconi, se calcula que el Ejecutivo cuenta con una diferencia de menos de diez miembros por encima de la mitad más uno de los escaños.

A pesar de ese ajustado margen, se da por hecho que el Ejecutivo logrará superar el voto de confianza, sobre todo porque sigue contando con el apoyo del grupo escindido del antiguo partido de Berlusconi, el Nuevo Centroderecha del viceprimer ministro, Angelino Alfano, así como con el del PD.

La fecha de la celebración de esta cuestión de confianza, que llega dos semanas después de la ruptura con Berlusconi, está justificada por el hecho de que Letta quería esperar a que el pasado domingo su partido eligiera en primarias a su nuevo secretario general, el alcalde de Florencia, Matteo Renzi.

"El asunto es dejar trabajar al Ejecutivo y dejar que obtenga resultados, no hacerlo caer", dijo ayer Renzi, despejando cualquier incógnita sobre la posibilidad de que el PD, bajo su liderazgo, no vaya a apoyar al Gobierno de coalición.

Más allá del trámite parlamentario de mañana, la cuestión que centra el mayor interés ahora de la clase política italiana es la reforma de la ley electoral, después de que el Tribunal Constitucional tumbara el pasado día 4 los dos puntos clave de la actual, entre ellos los premios de mayoría absoluta a la coalición que obtiene más votos.

Con toda probabilidad, esta cuestión será una de las que aborde Letta en su discurso de mañana en el Parlamento, cuya composición actual cuestionan algunos partidos, como el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, por haberse formado mayorías absolutas mediante un sistema declarado ahora inconstitucional.