• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Letizia, la primera plebeya en el trono de España

Es amante de la lectura, el cine y la música, y es criticada por su fuerte carácter / AP

Es amante de la lectura, el cine y la música, y es criticada por su fuerte carácter / AP

La periodista de 41 años de edad se casó con el rey Felipe el 22 de mayo de 2004

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Plebeya, periodista de éxito y divorciada. Con este bagaje, Letizia Ortiz se convirtió este jueves en la primera reina consorte sin sangre azul de la historia de España tras la coronación de Felipe VI.

Con un origen que es la antítesis del de su marido, que ha sido preparado desde la cuna para reinar, algunos apuestan a que esta mujer de clase media de 41 años de edad pueda ser una de las claves de la supervivencia de la Corona española.

La reciente abdicación de Juan Carlos I a los 76 años de edad, después de varios problemas de salud y escándalos que han afectado a la institución, aceleraron la llegada al trono de Felipe de Borbón, de 46 años de edad, con quien Letizia se casó en el 2004.

Ortiz, hija de un periodista y una enfermera divorciados y nieta de taxista, ya era conocida para la gran mayoría de los españoles antes de comprometerse con el heredero al trono debido a que cada noche presentaba uno de los noticieros de televisión de más audiencia.

En noviembre de 2003, después de un breve noviazgo en secreto, la Casa Real comunicó el compromiso de Felipe de Borbón con Ortiz, una joven amante de la lectura, el cine y la música que vivía en un barrio obrero de Madrid y a la que conoció en una cena organizada por un periodista amigo común.

Los sectores más tradicionalistas, que habían criticado noviazgos anteriores del heredero con modelos como la noruega Eva Sannun, se mostraron rápidamente contrarios destacando la falta de linaje aristocrático de la futura reina.

Otros vieron en ella una de las claves para una futura modernización de una institución arcaica en la que sigue prevaleciendo el varón sobre la mujer para heredar el trono.

Divorciada en 1999 tras un año de matrimonio civil con Alonso Guerrero, su profesor de literatura en la adolescencia, rompió con el molde que hasta entonces se exigía a una reina.

Su perfil concuerda con el de otras princesas y reinas consortes europeas y ha sido comparada con la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, Kate Middleton, a quien se le atribuye el impulso de la popularidad de la casa de Windsor.

Pese a la reticencia inicial dentro de su familia, Felipe se casó con Letizia el 22 de mayo de 2004 y un año después nació la mayor de sus dos hijas, Leonor, que es desde ahora princesa de Asturias, Gerona y Viana, además de heredera al trono.

Perfeccionista

Nacida en Oviedo el 15 de octubre de 1972, Letizia -escrito con z porque un funcionario del registro se confundió al inscribirla- comenzó su carrera periodística en los diarios La Nueva España y ABC, luego en la agencia de noticias EFE y los canales de televisión Bloomberg, CNN+ y Televisión Española.

Sus viajes profesionales la llevaron a México, donde colaboró con el diario Siglo XXI, y a cubrir sucesos como los atentados del 11-S en Nueva York o la guerra de Irak. Fue galardonada con el Premio "Larra" de la Asociación de la Prensa de Madrid a los periodistas más destacados menores de 30 años de edad.

Altiva y distante

La periodista dio de que hablar por su carácter desde la primera aparición oficial de la pareja en 2003 al decir al príncipe "déjame terminar" cuando él intervino mientras ella declaraba a la prensa. Esta frase levantó críticas.

Las encuestas señalan que los ciudadanos la consideran altiva y critican su falta de cercanía. Su nivel de aprobación ronda 50%, según un sondeo de El Mundo de enero. En las tertulias televisivas, se le cuestiona una excesiva preocupación por su imagen o su delgadez.

Sus gustos musicales

A Letizia se le ha visto en conciertos de grupos como The Killers, Eels o Depeche Mode y no es raro ver a la pareja en algún cine o restaurante madrileño.

Su insistencia en mantener sus actividades privadas como viajes o comidas con amigas al margen de su agenda oficial también ha sido cuestionada por observadores de la Casa Real.

La nueva reina de España ha pulido su imagen hasta convertirse en un referente de estilo. Elogiada por su elegancia, es fiel al modisto español Felipe Varela y luce sus diseños en las grandes ocasiones, aunque también es frecuente verla vistiendo marcas como Zara o Mango.

En 2013 apareció en la lista de las personas mejor vestidas de la revista Vanity Fair y, pese a que su rostro refleja algunos cambios desde que contrajo matrimonio con Felipe, la Casa Real sólo ha reconocido una intervención para corregirle el tabique nasal.