• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Lajdar Brahimi buscará solución al conflicto sirio en la Liga Árabe

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi y el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi y el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi

El nuevo mediador internacional para Siria calificó su misión de "muy difícil", pero señaló que es su responsabilidad ayudar al pueblo sirio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo mediador internacional para Siria, el argelino Lajdar Brahimi, inició este lunes sus contactos para hallar una solución al conflicto sirio con la Liga Árabe en El Cairo, donde reconoció que su misión es "muy difícil".

En su primera visita a la capital egipcia desde que asumiera oficialmente el 1 de septiembre su nueva responsabilidad, Brahimi se reunió con el secretario general del organismo panárabe, Nabil al Arabi, y con el presidente egipcio, Mohamed Mursi.

Su estancia en El Cairo, donde está previsto se entreviste también con miembros de la oposición siria, precede a su viaje a Damasco, para el que todavía no se ha fijado una fecha.

En una rueda de prensa conjunta con Al Arabi, el nuevo enviado especial para Siria de la ONU y la Liga Árabe calificó su misión de "muy difícil", pero señaló que es su responsabilidad ayudar al pueblo sirio.

"Soy totalmente consciente de que se trata de una misión muy difícil pero pienso que no tengo derecho a no intentar hacer lo posible para ayudar el pueblo sirio", dijo el diplomático.

En cuanto a su visita a Siria, apuntó que viajará en los próximos días a Damasco para reunirse con responsable sirios y representantes de la sociedad civil en la capital y, si es posible, en otras zonas del país.

Preguntado por si se entrevistará con el presidente sirio, Bachar al Asad, agregó que esa es su esperanza, pero que por ahora la agenda del viaje no está cerrada.

El mediador explicó, asimismo, que su equipo actuará desde la oficina de los observadores de la ONU en Damasco, que será dirigida por el diplomático canadiense de origen marroquí Mohamed Lemani.

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe señaló que Brahimi rechaza poner un calendario para su misión y se centrará el objetivo de lograr el cese de la violencia y del derramamiento de la sangre.

Brahimi, de 78 años y con una dilatada experiencia, sustituyó en el cargo a Kofi Annan, quien renunció a comienzos de agosto tras denunciar la falta de voluntad para solucionar el conflicto tanto entre las partes, como en el seno de la comunidad internacional.

Tras el encuentro en la Liga Árabe, el diplomático argelino se reunió con Mursi y el ministro egipcio de Exteriores, Mohamed Amr, con quienes acordó -dijo- seguir las consultas para poder "servir al pueblo sirio y ayudarle a que salga de su crisis".

Coincidiendo con la visita de Brahimi, se celebró hoy en El Cairo la primera reunión del grupo de contacto para Siria integrado por Irán, Arabia Saudí, Turquía y Egipto, una iniciativa propuesta por Mursi en agosto pasado.

Mursi, que mantiene posturas contrarias al régimen sirio y favorables a la oposición, incluyó en ese grupo a Irán, firme aliado de Damasco, y también a Turquía y Arabia Saudí, dos países que respaldan abiertamente a los rebeldes sirios.

En una rueda de prensa, el jefe de la diplomacia egipcia explicó que esta reunión es para "estudiar la iniciativa egipcia y preparar las reuniones de los próximos días".

Amr evitó contestar a la pregunta sobre si uno de los objetivos de estas reuniones es que Irán cambie su postura hacia Siria y añadió que van a "acoger a cualquier parte que esté interesada en contribuir en los esfuerzos de este grupo".

Además, el titular de exteriores comentó que "por ahora no hay plan porque aún siguen las consultas".

El Ministerio egipcio de Exteriores informó en un comunicado de que el encuentro es a nivel de asesores de los ministros y pretende "enfrentar la degradación de la situación en Siria y poner fin al derramamiento de sangre, a través de un proceso político que cumpla con las aspiraciones del pueblo sirio".

Egipto intentará que el grupo alcance un consenso sobre varios puntos, el primero de ellos el cese inmediato de todos los actos de asesinato y violencia.

Además, insistirá en la protección de la unidad y soberanía de Siria y el rechazo a la intervención militar extranjera en el país árabe, de acuerdo a la nota.

Otros de los puntos son la necesidad de lanzar un proceso político en el que participen todas las partes del pueblo sirio para "cumplir sus esperanzas de democracia, libertad y dignidad", así como apoyar los esfuerzos árabes e internacionales que pretenden dar una salida a la crisis, incluida la misión de Brahimi.

Sin embargo, esta iniciativa se mantiene al margen de la mediación de la Liga Árabe y de Brahimi, según dijo hoy un responsable de la organización panárabe.

En el marco de los esfuerzos mediadores, Brahimi y Al Arabi celebrarán un reunión el próximo miércoles en El Cairo con el ministro catarí de Exteriores, Hamad bin Yasem al Zani.