• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kuczynski está obligado a pactar para gobernar

Pedro Pablo Kuczynski después de que se conociera su victoria en las elecciones de Perú | Cortesía

Pedro Pablo Kuczynski después de que se conociera su victoria en las elecciones de Perú | Cortesía

Análisis señala que las elecciones contribuyeron a polarizar el escenario político en Perú

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori mantuvieron la calma durante los cuatro días y medio en los que se llevó a cabo el escrutinio de votos. Superada la incertidumbre, el reto es el de gobernar un país dividido por la mitad.

El analista Luis Enrique Castillo señaló que el mayor reto del nuevo gobierno es asegurar la gobernabilidad, ya que estas elecciones han contribuido a polarizar el escenario político. "El gobierno de PPK, que tiene una muy débil representación en el Congreso, tendrá dos opciones: aliarse con todos los opositores al fujimorismo, que no le alcanzaría para sacar adelante las principales reformas, o llegar a acuerdos con ellos, lo que requiere sanar las heridas de la campaña y alejarse de los antifujimoristas, que podrían tratar de bloquear sus reformas con la movilización de la población", dijo.

Arturo Maldonado, politólogo y profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú, afirmó además que Kuczynski afronta el reto de la gobernabilidad: "Debe considerar cómo puede implementar medidas con un Congreso mayoritariamente opositor, siendo la tercera fuerza política del Perú y con un partido que no tiene alianzas y fidelidades consolidadas y definidas. Tiene que hilar muy fino para ver cómo maneja un gobierno con una oposición tan numerosa en el Parlamento".

Ambos analistas concordaron en que el nuevo mandatario debe atacar el problema de la inseguridad que desespera a la población.

Pactos. Kuczynski debe afrontar importantes decisiones que implican concretar pactos con los fujimoristas atendiendo a sus requerimientos a cambio de obtener un apoyo inicial. "Puede haber una alianza tácita. Alan García gobernó en minoría, pero en muchas ocasiones se alió al fujimorismo. Estuvo junto a la oposición en muchos temas, pero oficialmente nunca fueron una alianza, en este caso también puede suceder algo similar", dijo Maldonado, que no descartó la posibilidad de que el PKK se acerque a la izquierda que le dio el empujón final.

"Hemos visto a otros presidentes gobernar en minoría. Cierto que el PKK no es el partido aprista que tiene operadores políticos tan eficaces o con tanto tiempo de experiencia en todo el país, pero podrían terminar negociando", afirmó Maldonado, quien agregó que con la izquierdista Verónika Mendoza, Kuczynski puede recibir el apoyo de la calle.