• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kiev teme que separatistas prorrusos destruyan pruebas de avión siniestrado

Rebeldes prorrusos continúan controlando la zona donde cayó el avión derribado | Foto EFE

Rebeldes prorrusos continúan controlando la zona donde cayó el avión derribado | Foto EFE

La zona donde cayó el jueves el Boeing 777 de Malaysia Airlines continúa sin ser acordonada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ucrania acusó a los rebeldes prorrusos de destruir las pruebas del Boeing 777 de Malaysia Airlines derribado el jueves en su territorio y de retirar hasta 38 cuerpos del lugar del siniestro.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, el primer equipo internacional en acceder al lugar donde cayó el avión, han tenido muchas dificultades para realizar su investigación. La zona continúa controlada por los separatistas prorrusos y el radio de 20 kilómetros donde están dispersos los restos de las 298 víctimas y los del avión aún no ha sido acordonado.

Expertos de Malasia, Holanda y Australia llegaron a Ucrania. Malasia hizo un llamado a la Organización de Naciones Unidas para que garantice el acceso a los equipos de rescate de su país e impida que se manipulen las pruebas.

Los servicios de emergencias de Ucrania encontraron las dos cajas negras del avión, pero el Ministerio de Emergencias en Kiev se negó a dar detalles. Lo que sí anunciaron es que deberán permanecer en el territorio.


Conversaciones. La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se han puesto de acuerdo en la necesidad de crear una comisión de investigación bajo la dirección de la Organización de Aviación Civil Internacional para aclarar el hecho.

“La canciller considera positivo que Rusia esté dispuesta a enviar representantes para participar en la investigación”, señaló el Kremlin en un comunicado. El gobierno alemán expresó que Merkel exhortó de nuevo a Putin a ejercer su influencia sobre los separatistas para lograr la investigación exhaustiva.

Berlín añadió que ambos mandatarios coincidieron en que debe haber un encuentro directo del grupo de contacto, que incluye a representantes de Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para concluir un alto el fuego.

El ministro de Exteriores de Inglaterra, Philip Hammond, advirtió a Putin que el mundo observa a Rusia para asegurar que cumple con sus obligaciones con las víctimas del suceso. El funcionario dijo que es cada vez más probable que el aparato haya sido derribado por un misil disparado por los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania.

“No estamos teniendo suficiente apoyo de los rusos, no estamos viendo que Rusia utilice su influencia de manera efectiva para que los separatistas, que controlan el lugar, permitan el acceso que necesitamos”, afirmó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, acordaron también que sus países usarán su influencia en ambos bandos del conflicto ucraniano para poner fin a las hostilidades en la ex república soviética. Las partes también convinieron que todas las pruebas del avión, entre ellas los registros del vuelo, deberán ponerse a disposición de la investigación internacional y que los expertos tendrán acceso a los trabajos en el lugar.

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, expresó que la instrucción para operar el misil Buk que derribó el avión tuvo que venir de Rusia, mientras que los rebeldes aseguraron que no tienen la capacidad armamentística para atacar aviones, por lo que acusaron a la Fuerza Aérea ucraniana de haberlo hecho desde un cazabombardero.

Los misiles Buk son de alcance medio desarrollados por la antigua Unión Soviética y Rusia para atacar misiles guiados, helicópteros y drones. Se trata de un clásico sistema de guía por radar semiactivo. El misil no adquiere por sí mismo el blanco, sino que debe ser dirigido hacia él por una instalación en tierra que lo ilumina, destacó El Mundo de España.

El gobierno de Venezuela emitió un comunicado en el que manifestó el pésame a los familiares de las víctimas.