• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kiev y prorrusos se acusan de violar el alto el fuego en el este de Ucrania

El subjefe de las milicias de Donetsk, Eduard Basurin, anunció que la prensa podrá visitar hoy los lugares donde se encuentran recluidos los prisioneros ucranianos | EFE

El subjefe de las milicias de Donetsk, Eduard Basurin, anunció que la prensa podrá visitar hoy los lugares donde se encuentran recluidos los prisioneros ucranianos | EFE

El Ayuntamiento de Donetsk informó de la muerte de una mujer durante los ataques con artillería que sufrió ayer la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades ucranianas y los rebeldes prorrusos volvieron hoy a acusarse mutuamente de nuevas violaciones del alto el fuego que entró en vigor el pasado domingo en el este de Ucrania y que se ha cumplido en términos generales en la mayor parte de la zona del conflicto.

Kiev denunció 49 violaciones del alto el fuego por parte de los separatistas en las 24 horas que van desde las 06.00 hora local de ayer y las 06.00 de hoy, la mayoría de ellas en las afueras de ciudad de Donetsk, controlada por los separatistas.

A su vez, los rebeldes acusaron a las fuerzas ucranianas de 51 disparos con artillería y lanzaderas de misiles, y señalaron que la intensidad de los ataques "se ha incrementado bruscamente" en comparación con la jornada anterior, que fue tranquila.

"Las posiciones del ejército de la (autoproclamada) República Popular de Donetsk en el aeropuerto fueron atacadas 23 veces, incluidas 12 con artillería", aseguró un portavoz del mando militar de los sublevados, citado por la agencia rusa Interfax.

El Ayuntamiento de Donetsk informó de la muerte de una mujer durante los ataques con artillería que sufrió ayer la ciudad, aunque precisó que "la situación a primera hora de la mañana en la ciudad es relativamente tranquila".

En general, la intensidad de las hostilidades en el este de Ucrania ha decaído tras la rendición de las tropas ucranianas en la estratégica Debáltsevo, donde los combates se prolongaron durante varias semanas, incluso después de la entrada en vigor del alto el fuego.