• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kiev presenta protesta contra Moscú tras captura de dos oficiales rusos

El subjefe de las milicias de Donetsk, Eduard Basurin, anunció que la prensa podrá visitar hoy los lugares donde se encuentran recluidos los prisioneros ucranianos | EFE

El portavoz del ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashenkov, reconoció que los detenidos sí son ciudadanos rusos, no obstante, indicó que no son miembros de las Fuerzas Armadas | EFE

El embajador especial de la cancillería ucraniana, Dmitri Kuleb, aseguró que la captura de los dos militares es una "clara prueba" de las violaciones del derecho internacional que perpetra Rusia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ucrania envió hoy una nota de protesta a Rusia por la participación de militares rusos en el conflicto armado en el este ucraniano, que según Kiev quedó nuevamente evidenciada tras la captura el domingo de dos oficiales rusos en territorio ucraniano.

"La captura de los dos militares es una clara prueba de todas las violaciones del derecho internacional que perpetra Rusia en el contexto de su agresión a Ucrania", dijo en rueda de prensa el embajador especial de la cancillería ucraniana, Dmitri Kuleb.

El portavoz del ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashenkov, reconoció que los dos detenidos, Alexandr Alexándrov y Yevgueni Yeroféyev, son ciudadanos rusos, pero aseguró que "en el momento de su detención, el 17 de mayo, ya no eran militares en activo de las Fuerzas Armadas rusas".

Mientras, los dos detenidos durante un combate con las fuerzas de Kiev junto a la ciudad de Schastie, en la región de Lugansk, confesaron ser oficiales en activo del GRU (inteligencia militar rusa) que cumplían una misión de reconocimiento desde el pasado mes de abril.

"Las órdenes eran vigilar a las unidades del enemigo en la primera línea", reveló Yeroféuev, que en un video difundido por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, antiguo KGB soviético) se identifica como jefe de un grupo de 12 soldados con rango de capitán.

Agregó que aunque sus órdenes eran "no cruzar la línea de separación ni abrir fuego sin necesidad", el día de su detención decidió "cambiar de posición ante los continuos disparos" por parte de las fuerzas gubernamentales ucranianas.

Fue entonces, al entrar con otros dos hombres en una zona controlada por las fuerzas de Kiev, cuando al igual que Alexándrov resultó herido en una escaramuza, en la que murió además un efectivo ucraniano, miembro del batallón de voluntarios "Aidar".

"Creo que nadie quiere esta guerra. Mientras los de arriba se forran, los de abajo se desangran", dijo Yeroféyev.

Su compañero Alexándrov, cuyas declaraciones también fueron grabadas en video y difundidas en internet, se identificó como sanitario y aseguró que entró en Ucrania a finales del pasado de mes de marzo "junto a otros 220 hombres, conformados en un batallón bajo el mando del mayor Konstantín Napolski".

El portavoz del ministerio de Defensa ruso confirmó que los dos detenidos pertenecían a las fuerzas especiales e insinuó que pudieron haber sido torturados por el SBU para contar mentiras a la cámara.

"Puedo confirmar que la asociación de veteranos de las fuerzas especiales nos ha pedido que nos dirijamos al Estado Mayor de Ucrania para que cesen las torturas a sus compañeros heridos, con el objetivo de lograr confesiones interesadas", dijo Konashenkov.

El portavoz del mando militar ucraniano, Vladislav Selezniov, desmintió las torturas y recalcó que los dos detenidos no son prisioneros de guerra, pero sí terroristas que cometieron un crimen al matar a un efectivo ucraniano.

La secretaria de Estado adjunta de EE UU, Victoria Nuland, denunció ayer en Moscú que Rusia continúa suministrando armamento a los separatistas prorrusos.