• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kerry intentará dar un nuevo impulso al diálogo entre Israel y Palestina

John Kerry afirmó que seguirán llevando a los terroristas a los tribunales de justicia  | EFE

John Kerry afirmó que seguirán llevando a los terroristas a los tribunales de justicia | EFE

La visita se produce días después de que Israel dejara en libertad a 26 presos palestinos y anunciara de inmediato planes para expandir 1.500 nuevas viviendas en asentamientos de Jerusalén Este y Cisjordania

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, llega hoy a Israel para tratar de darle un nuevo impulso al proceso de diálogo entre israelíes y palestinos, en un punto álgido de desacuerdo por la expansión de colonias judías y las quejas palestinas ante la falta de avances.

Kerry tiene previsto arribar por la noche a Tel Aviv y mañana se entrevistará en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y en la ciudad cisjordana de Belén con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

La visita se produce días después de que Israel dejara en libertad a 26 presos palestinos y anunciara de inmediato planes para expandir 1.500 nuevas viviendas en asentamientos de Jerusalén Este y Cisjordania para apaciguar los ánimos entre sectores de la derecha.

El secretario de Estado, cuyo viaje se enmarca en una gira regional que realiza por varios países de Oriente Medio, no solo trata de involucrarse personalmente en el diálogo que mantienen israelíes y palestinos en los últimos tres meses, sino rescatarlo del callejón sin salida al que parece encaminarse a tenor de las declaraciones de destacados funcionarios palestinos.

Pese al compromiso de mantener la discreción sobre al proceso negociador, en los últimos días fuentes oficiales palestinas se han quejado de que en las conversaciones los enviados estadounidenses parecen actuar más como observadores pasivos en lugar de mediadores.

Esta situación da a la parte israelí la sensación de que puede hacer lo que quiera, especialmente en relación a la construcción en los asentamientos, lamentaron funcionarios palestinos citados por el diario "Haaretz".

De acuerdo a la agencia "Maan", el jueves el responsable palestino Saeb Erekat amenazó a Abás con retirarse de la negociación por la falta de compromiso de Israel tras el anuncio de nuevas viviendas en colonias, punto desmentido por el propio negociador.

Pero la incomodidad palestina es evidente y así lo manifestó el secretario del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yaser Abed Rabbo, al quejarse de la marcha del proceso que calificó como "una calle de único sentido".

"Hay sólo una parte negociando, y esa somos nosotros; la otra no propone nada que esté en línea con la legitimidad internacional y el derecho internacional", declaró a la Voz de Palestina.

Abás tiene previsto pedirle a Kerry que EEUU presente un marco de referencia para un acuerdo permanente antes de que venza el plazo de negociación al que se comprometieron las partes y concluye en marzo, apunta el "Haaretz".

Por su parte, el primer ministro israelí aseguró en una reunión parlamentaria de su partido Likud que su Gobierno examinará cualquier propuesta de paz, pero recalcó que no aceptará "dictados externos" en las actuales negociaciones con los palestinos.

Sus palabras aludían a las declaraciones de Zahava Gal-On, diputada y presidenta del partido de izquierdas israelí Meretz, sobre que Washington, principal impulsor del diálogo, prevé presentar una propuesta de paz a ambas partes en enero.

Desde que reanudaron la negociación directa a finales de julio y tras casi tres años de parón, israelíes y palestinos han mantenido cerca de 15 encuentros en Jerusalén y Jericó, que han durado entre tres y cuatro horas de promedio, revela el medio digital "Ynet".

En los últimos dos meses se intensificaron los contactos con la participación del facilitador estadounidense Martin Indyk.

En el actual diálogo las seis cuestiones fundamentales en agenda son fronteras, Jerusalén, seguridad, refugiados, agua y el reconocimiento de Israel como Estado judío.

Hasta ahora los encuentros se han centrado en el aspecto de seguridad, aunque también se han abordado fronteras y agua.

En cuanto a las fronteras, los palestinos proponen retornar a las líneas de 1967 con intercambios territoriales, y para Israel el punto de partida es fijar la frontera del Estado palestino en la verja de separación de Cisjordania, mantener presencia en el Valle del Jordán y que Jerusalén sea analizada por separado.

"Israel ha mostrado a lo largo de los años que lo que se define como medida provisional finalmente se convierte en permanente y no conduce a ninguna parte; por ello, el sentimiento entre el liderazgo palestino es que están haciendo todo lo posible para forzarnos a dejar la mesa de negociación", manifestó la destacada dirigente de la OLP Hanán Ashraui al "Haaretz".