• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kerry busca puntos en común con Putin sobre Siria

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AFP

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry / AFP

El secretario de Estado norteamericano aseguró que los intereses de ambas naciones "coinciden en gran medida" con respecto a la nación siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, intentó este martes encontrar "puntos en común" con el presidente ruso, Vladímir Putin, para la solución del conflicto armado en Siria, donde la tensión ha escalado desde los bombardeos de Israel.

"EE UU considera que en gran medida nuestros intereses coinciden en lo que se refiere a Siria. Ya que nosotros y ustedes estamos interesados en la estabilidad regional", afirmó Kerry durante el encuentro con el jefe del Kremlin.

Kerry, quien inició hoy su primera visita de trabajo a Rusia, aseguró que EEUU y Rusia coinciden al oponerse a la propagación del extremismo en Oriente Medio, según las agencias locales.

"EEUU sostiene que compartimos un interés común en torno a Siria, donde debe haber estabilidad regional y ausencia de extremismo, problema que puede afectar a toda la región", dijo.

El secretario de Estado recordó que "nuestros países firmaron el Comunicado de Ginebra (que propone un Gobierno de transición entre Gobierno y oposición siria) al compartir esa misma postura común".

"Por ello, espero que hoy estudiemos este asunto de manera más profunda y veremos si podemos encontrar puntos de encuentro" para la solución del conflicto en el país árabe, agregó Kerry, al que el líder ruso hizo esperar unas tres horas.

EEUU mantiene que el apoyo al régimen de Bachar al Asad no responde a los intereses del pueblo sirio, mientras Rusia insiste en que el líder sirio no es su aliado, pero se muestra terminantemente en contra de la injerencia exterior para su derrocamiento.

Precisamente, Putin abordó ayer en conversación telefónica con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, la situación en el país árabe tras los bombardeos israelíes.

La Cancillería de Rusia, que no ha llegado a condenar los bombardeos, advirtió de que una escalada del conflicto sirio podría "crear nuevas fuentes de tensión" en Líbano y en la frontera sirio-israelí.

Kerry también se reunió con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien la víspera habló por teléfono con su colega sirio, Walid al Mualem, quien informó a Moscú sobre los ataques aéreos de Israel en las inmediaciones de Damasco.

Lavrov llamó a las partes a mostrar la máxima moderación y subrayó que es inaceptable violar la soberanía e integridad territorial del país árabe.

En cuanto al tema del presunto uso de armas químicas en territorio sirio, Rusia ha llamado a no especular sobre este delicado asunto, que Moscú teme que sirva de excusa para ejercer aún mayor presión internacional sobre Damasco.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano destacó que, pese a las discrepancias, ambos países cooperan en asuntos como la crisis nuclear iraní, la tensión en la península coreana, Afganistán o el desarme nuclear.

"Nosotros mantenemos que EEUU y Rusia pueden cooperar en una serie de asuntos que son importantes para la estabilidad del mundo y, en particular, de regiones como Oriente Medio y Siria, así como de otras zonas que despiertan inquietud", señaló.

Y destacó el deseo del presidente norteamericano, Barack Obama, de hablar sobre todos esos asuntos candentes con Putin durante la próxima cumbre del G8 en Irlanda del Norte.

Por otra parte, Kerry agradeció personalmente a Putin la cooperación rusa en la investigación de los atentados perpetrados el pasado 15 de enero durante el maratón de Boston y que dejaron cuatro muertos y cerca de 300 heridos.

Paradójicamente, el atentado supuestamente cometido por dos chechenos ha servido para reactivar la cooperación entre los servicios secretos de ambos países, como quedó de manifiesto con la visita hoy a la capital rusa del director del FBI, Robert Mueller.

A su vez, Lavrov subrayó el cambio de tono hacia Rusia del nuevo secretario de Estado y destacó que el principal resultado del encuentro entre Kerry y Putin "es el deseo mutuo de superar definitivamente la herencia del pasado".

Las relaciones bilaterales empeoraron durante el último año de mandato como jefa de la diplomacia norteamericana de Hillary Clinton, a la que Putin acusó de instigar a finales de 2011 las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS.

A lo que se sumó la imposición de sanciones a los funcionarios rusos presuntamente implicados en la muerte en prisión preventiva del abogado ruso Serguéi Magnitski; el cierre de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la prohibición de adoptar niños rusos por padres estadounidenses.

Kerry se reunirá mañana con representantes de la oposición y de las ONG rusas, víctimas de la mayor campaña contra la sociedad civil desde la caída de la Unión Soviética, según Human Rights Watch.

Washington ha criticado con dureza las restrictivas leyes promulgadas por Putin desde su retorno al Kremlin hace exactamente un año, como la que obliga a las ONG a registrarse como "agente extranjero" por recibir financiación exterior.