• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Kerry pide a Netanyahu y Abás rebajar la tensión y evitar víctimas civiles

Los comicios fueron calificados de "burla de las vidas inocentes perdidas" por el grupo de Amigos de Siria, donde Estados Unidos también participa | Foto AP

John Kerry, jefe de la diplomacia de EE UU | Foto AP

La posición de Estados Unidos es que Israel tiene el derecho a defenderse ante los cohetes lanzados contra su territorio desde Gaza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, pidió hoy al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que haga lo posible por rebajar la tensión y evitar víctimas civiles en la ofensiva del Ejército israelí contra Gaza, y enviará pronto el mismo mensaje al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás.

Kerry conversó hoy por teléfono desde China con Netanyahu y tiene previsto hablar también con Abás "en las próximas 24 horas", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su conferencia de prensa diaria.

"En la conversación del secretario de Estado (con Netanyahu) y en todas las que han mantenido los altos funcionarios de EE.UU. han estado alentando a todas las partes a rebajar la tensión y han transmitido el mensaje de que, ciertamente, no queremos ver víctimas civiles", indicó Psaki.

La portavoz reiteró la posición de Estados Unidos de que Israel tiene el derecho a defenderse ante los cohetes lanzados contra su territorio desde Gaza.

"Ciertamente, no se debería esperar que ningún país se cruce de brazos mientras caen en su territorio ataques de cohetes de una organización terrorista (el movimiento islamista Hamás) e impactan a civiles inocentes", señaló.

El Ejército israelí intensificó hoy su ofensiva aérea contra Gaza, donde atacó más de 160 objetivos con fuego de artillería naval y cazabombarderos que han causado ya la muerte de al menos 43 personas, incluidos siete niños.

Los milicianos palestinos, por su parte, lanzaron desde anoche al menos 45 cohetes contra diversas ciudades del centro y el sur de Israel, algunos de los cuales llegaron a lugares tan alejados de Gaza como Hadera y Jerusalén, sin causar víctimas.

La mayoría de esos cohetes fueron interceptados por las baterías del escudo antimisiles israelí "Iron Dome", financiado por EE.UU.

La nueva oleada de violencia entre Israel y los palestinos tuvo como detonante el hallazgo el pasado 30 de junio de los cadáveres de tres estudiantes judíos desaparecidos en Cisjordania y el asesinato poco después de un menor palestino en Jerusalén oeste, sumado a la muerte de cinco milicianos palestinos en un túnel del sur de Gaza.

Este martes, después de que las "Brigadas Azedin Al Kasam", el brazo armado de Hamás, lanzaran una andanada de 35 cohetes, el gabinete israelí dio luz verde a la operación militar contra Gaza, bautizada como "Margen Protector".