• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno de Afganistán se opone a investigación independiente a hospital bombardeado

El bombardeo al hospital de Médicos Sin Fronteras empezó alrededor de las 02:00 del sábado

El bombardeo al hospital de Médicos Sin Fronteras fue el 3 de octubre del presente año

Fuentes del gobierno afgano afirman tener en su poder pruebas de que los militantes talibanes usaban el centro de salud para cubrirse del bombardeo ejecutado por las fuerzas estadounidenses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno afgano se opone a que se lleve a cabo una investigación independiente del bombardeo que a principios de este mes causó 22 muertos en un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz, ya que, según el Ejecutivo, la organización no admite que hubiese talibanes en su interior.

"El Gobierno afgano cree que si hay una investigación independiente, no se descubrirá ni explicará la realidad", dijo a Efe una fuente gubernamental de alto nivel que pidió el anonimato, al detallar que por esa razón Kabul "no apoya" este tipo de procedimiento.

MSF exigió esa investigación tras condenar el bombardeo por fuerzas estadounidenses de un hospital de la organización en la ciudad nororiental de Kunduz, el 3 de octubre, entonces en manos de los talibanes, en un ataque que le costó la vida a 22 personas, calificado por el Pentágono de "error" y por el que el presidente estadounidense, Barack Obama, pidió disculpas a Médicos Sin Fronteras.

La fuente del Gobierno afgano aseguró que tienen en su poder "información" que confirma la presencia de talibanes en el interior del hospital en el momento del bombardeo y dijo que el centro médico era utilizado por los insurgentes para lanzar sus ataques.

"Tenemos información sobre esto, pero ellos (MSF) dicen que no había nada", aseveró la fuente para justificar el rechazo de Kabul a una investigación independiente.

El portavoz de MSF en Afganistán, Guilhem Molinie, aseguró a Efe que todavía no han recibido ninguna confirmación oficial a este respecto por parte del Ejecutivo afgano.

Médicos Sin Fronteras indicó el pasado miércoles que la Comisión Internacional Humanitaria de Ginebra había activado la investigación independiente del bombardeo, el primer paso para investigar el ataque a la espera de que Washington y Kabul accedan a la apertura del procedimiento.

Al menos 22 personas, doce de ellas personal de la ONG, perecieron el 3 de octubre en el bombardeo.