• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Juzgan a pasteleros que rechazaron hacer una torta con mensaje gay

Una pastelería norirlandesa se negó a confeccionar una tarta que debía llevar la imagen de los famosos "teleñecos" Epi y Blas y un eslogan a favor del matrimonio entre homosexuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un tribunal norirlandés juzgará desde hoy a una pastelería que se negó a confeccionar una tarta que debía llevar la imagen de los famosos "teleñecos" Epi y Blas y un eslogan a favor del matrimonio entre homosexuales.

La demanda contra "Ashers Bakery", un negocio familiar con años de experiencia en Belfast, ha sido presentada por la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte (NIEC) en nombre del activista gay Gareth Lee.

Lee se presentó en mayo de 2014 en la citada pastelería y pidió que su tarta llevara la imagen de los conocidos muñecos del programa infantil "Barrio Sésamo" y el mensaje escrito "Apoya el Matrimonio Gay", solicitud que fue rechazada.

Durante la presentación hoy del caso, el abogado del activista y de NIEC, Robin Allen, aseguró que la pastelería se negó a confeccionar la tarta alegando motivos religiosos, lo cual, dijo, es "ilegal".

El letrado sostuvo que el diseño propuesto por Lee no contemplaba la inclusión del logotipo de este negocio, regentado por la familia McArthur, a la que tampoco se hubiese asociado con la campaña a favor del matrimonio homosexual por el hecho de haber realizado este encargo.

"Es igual que el trabajo que hace un cartero entregando una carta o una imprenta cumpliendo con un pedido, nadie diría que eso implica apoyo o promoción. Es, simplemente, una relación funcional, laboral", recalcó Allen.

En declaraciones a los medios antes del comienzo hoy del juicio, Daniel McArthur acusó a NIEC de perseguir a su familia porque es "fiel a la palabra de la Biblia" y defiende que el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer.

"Ashers Bakery es, y siempre ha sido, un negocio dispuesto a servir a cualquier cliente que entra en nuestra tienda. Nos encanta servir a la gente. Nuestra objeción a confeccionar esa tarta el pasado año es por el mensaje, no por el cliente", afirmó McArthur.

El gobierno autónomo norirlandés, de poder compartido entre católicos y protestantes, introdujo en 2005 la ley de Asociación Civil para personas del mismo sexo, la cual concede a esas parejas los mismos derechos y responsabilidades que a los matrimonios heterosexuales.

No obstante, a diferencia de la legislación en Inglaterra o Gales, estas uniones no llevan el nombre de "matrimonio homosexual" en Irlanda del Norte.