• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Justicia alemana investiga a exguardia nazi residente en Estados Unidos

Bandera Nazi

Bandera Nazi

El equipo de investigación de la Oficina central para el esclarecimiento de los crímenes del nacionalsocialismo, señaló que Johann B. "contribuyó de forma considerable" en el asesinato de 344.000 personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La justicia alemana está investigando a un exguardia del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, que podría ser inculpado en al menos 344.000 muertes y al que el periódico alemán "Der Tagesspiegel" identificó este martes como Johann B., residente en Estados Unidos.

Según el rotativo, Johann B., de 87 años y jubilado, era uno de los guardianes que en 1944 recibía los trenes que llegaban a Auschwitz con judíos deportados de toda Europa, la mayoría de los cuales eran enviados directamente a las cámaras de gas.

El equipo de investigación de la Oficina central para el esclarecimiento de los crímenes del nacionalsocialismo, con sede en Ludwigsburg (sur), señala que Johann B. "contribuyó de forma considerable" en el asesinato de al menos 344.000 personas.

Los expertos, que recientemente concluyeron su informe y lo entregaron a la Fiscalía de Weiden -por ser cerca de esa localidad donde consta la última residencia en Alemania del exguardia nazi- , no ponen nombre al acusado, pero "Der Tagessspiegel" afirma que "no cabe duda de que se trata de Johann B.".

Según el rotativo, Johann B. es "un hombre con dos vidas" que como muchos otros europeos salió en busca del sueño americano y emigró a Estados Unidos tras la II Guerra Mundial, en 1952, después de residir varios años en el estado federado de Baviera (sur).

Allí trabajó como técnico en la fabricación de herramientas, fundó una familia y adoptó la ciudadanía estadounidense.

A pesar de que las autoridades norteamericanas pudieron probar que Johann B. había facilitado datos falsos sobre su pasado tanto al ingresar en el país como al adoptar la ciudadanía, ésta no le pudo ser retirada por ser hijo de una ciudadana estadounidense.

Actualmente reside en una casa adosada en Filadelfia, en el estado de Pensilvania (noreste), señala "Der Tagesspiegel".

Johann B. nació en un pueblo eslovaco, pero su familia pertenecía a la minoría alemana.

En 1942 se presentó voluntario a las SS, se formó como guardián en el campo de concentración de Buchenwald y llegó a Auschwitz, en territorio de Polonia ocupada por los nazis, posiblemente en 1943.

En los interrogatorios a los que se ha sometido en Estados Unidos, Johann B. no negó jamás su actividad como guardia en el campo de exterminio de Auschwitz, aunque sí sostuvo siempre no haber matado o torturado nunca a ningún preso.

No obstante, los expertos de Ludwigsburg afirman que como guardián del campo de exterminio participó a la fuerza en el asesinato masivo de judíos europeos, pues en Auschwitz no existía una división de funciones entre los guardias y todos ellos desempeñaban todos los trabajos de forma rotatoria.

Ahora la Fiscalía de Weiden debe comprobar si este caso es de su competencia -proceso que podría durar varias semanas- antes de decidir si presentan una orden de extradición ante Estados Unidos.

El caso recuerda al del exguardia del campo de exterminio de Sobibor, también en la Polonia ocupada, el apátrida de origen ucraniano John Demjanjuk, que murió a los 91 años en un asilo de Baviera tras haber sido condenado a cinco años de cárcel por colaborar en el asesinato de 28.000 judíos.

Al igual que Johann B., Demjanjuk emigró después de la II Guerra Mundial a Estados Unidos, donde vivió durante décadas sin ser reconocido.

En mayo de 2009, las autoridades estadounidenses le retiraron la nacionalidad y concedieron su extradición a Alemania, donde pasó dos años en prisión preventiva antes de ser condenado por la Audiencia de Múnich en mayo de 2011.