• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Justicia electoral brasileña pide plazo de 70 días para organizar plebiscito

Protestas en Brasil por reivindicaciones sociales

Protestas en Brasil por reivindicaciones sociales

El organismo electoral de Brasil dijo que necesita 70 días para organizar el plebiscito que el Gobierno de Rousseff ofreció ante las demandas populares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil dijo hoy que necesitará un plazo de 70 días para organizar el plebiscito solicitado por el Gobierno al Parlamento para consultar a la población sobre el contenido de una reforma política.

El plebiscito fue pedido hoy formalmente por el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, con la intención de responder a las protestas que sacuden al país desde el pasado 10 de junio y exigen, entre muchas otras cosas, más transparencia en la política.

Rousseff expresó este lunes su deseo de que la reforma política sea aprobada antes de octubre próximo, mes que marca el plazo legal para que esté en vigor en las elecciones de 2014.

Según la Constitución, el Congreso es la única institución que puede convocar un plebiscito y la que debe elaborar las preguntas que se harían a la sociedad, para luego analizaras y legislar sobre el asunto.

En un comunicado divulgado hoy, el TSE dijo que "el plazo mínimo necesario" para organizar la consulta es de 70 días, con lo cual podría ser celebrada el "domingo 8 de septiembre".

No obstante, aclaró que "atrasos en la definición de la consulta tendrían consecuencias obvias e inevitables en ese calendario", pues el plebiscito demandará establecer presupuestos para su celebración y una urgente movilización de "recursos humanos".

El TSE también indicó que el plazo de 70 días fue establecido "para también garantizar que el electorado reciba la información necesaria sobre el asunto por el que va a ser consultado".

El Congreso recibió la solicitud del Gobierno, pero el presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, no dio garantías de que será aprobada.

"No sé si ese plebiscito va a avanzar. Dependerá de una discusión que comenzará en la Cámara, en la que será escuchado cada uno de los partidos", declaró Alves.

Las fuerzas políticas representadas en el Parlamento están divididas sobre la necesidad de convocar un plebiscito para una reforma política que se debate en las Cámaras desde hace unos quince años, sin ningún avance.

La minoritaria oposición ya declaró que rechaza el plebiscito y llegó a tildarlo de "populista".

Los partidos de la mayoritaria base oficialista, por su parte, se debaten entre acelerar el trámite, como desea Rousseff, o darle largas para que la reforma solo valga en las elecciones de 2018.

El jefe del oficialista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro derecha) en la Cámara baja, Eduardo Cunha, ha adelantado que no se opondría a un plebiscito, pero sí a que se pretenda que la reforma política se apruebe antes de octubre, pues "no habrá tiempo suficiente para el trámite y el debate".