• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Juez mantiene la imputación a infanta Cristina por delito fiscal y blanqueo

La infanta Cristina en el Tribunal de Palma | EFE

La infanta Cristina | EFE

Un juez español consideró que debe ser juzgada junto a su esposo, Iñaki Urdangarin, y otros implicados en una supuesta trama de corrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un juez español mantuvo la imputación a la infanta Cristina, hermana del rey Felipe VI, por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales y consideró que debe ser juzgada junto a su esposo, Iñaki Urdangarin, y otros implicados en una supuesta trama de corrupción.

En un auto, el juez José Castro también propone que Urdangarin sea juzgado como presunto autor de malversación, prevaricación, falsedad documental, tráfico de influencias, falsificación, estafa, fraude a la Administración y dos delitos fiscales por el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos.

Con la decisión de hoy, Castro da por finalizada la instrucción del denominado "Caso Nóos", la investigación por el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, una institución sin ánimo de lucro, que presidió Iñaki Urdangarin entre 2003 y 2006.

Ahora el Ministerio Fiscal y las acusaciones pueden solicitar la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación, o el sobreseimiento de la causa, o excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach aseguró hoy que recurrirá el auto del juez José Castro "porque sigue sin existir ningún elemento en contra" de la infanta Cristina.

Además de la infanta Cristina y su esposo, hay más de un decena de personas imputadas, después de haber tomado 44 declaraciones a una treintena de imputados a lo largo de una instrucción que se ha prolongado durante casi cuatro años.

El juez imputó el pasado 7 de enero a la infanta Cristina, hermana del rey de España, por los presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales y el 8 de febrero prestó declaración en el juzgado durante seis horas.

La infanta y su marido crearon la empresa Aizoon, a la que presuntamente fueron a parar parte de esos fondos desviados.

En su declaración judicial, Cristina de Borbón respondió reiteradamente que no tenía conocimiento de la actividad de Aizoon y aseguró que fue la confianza total en su esposo la que le movió a acompañarle en el proyecto.