• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Juez de EE UU dice que Argentina no puede hacer canje para pagar deuda

El pasado martes, Argentina anunció su intención de proponer un canje de la deuda reestructurada, que excluye a los fondos especulativos, para cumplir sus compromisos de pago en el país y no en EE UU, donde corre el riesgo de embargo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juez federal estadounidense Thomas Griesa considera que la propuesta de Argentina para canjear la deuda reestructurada y cumplir sus compromisos de pago en el país y no en EE.UU. no es válida y violaría los fallos de la Justicia.

Griesa, en una breve orden con fecha del viernes, prohibió a las autoridades argentinas seguir adelante con ese plan planteado esta semana por el ministro de Economía del país suramericano, Axel Kicillof.

"La corte dictamina que la citada propuesta del ministro de Economía viola las decisiones y procedimientos actualmente en vigor en el Distrito Sur de Nueva York", señala el escrito.

"La República de Argentina tiene prohibido llevar a cabo la propuesta del ministro de Economía", añade la decisión, de sólo dos puntos.

El pasado martes, Kicillof anunció su intención de proponer un canje de la deuda reestructurada, que excluye a los fondos especulativos, para cumplir sus compromisos de pago en el país y no en EE.UU., donde corre el riesgo de embargo.

"Vamos a dar todos los pasos para un canje de deuda, para pagar en Argentina, bajo ley argentina", anunció en rueda de prensa el ministro.

Kicillof indicó entonces que los abogados que representan a Argentina abrirían una vía diálogo con el juez Griesa, que fue el autor del fallo original que castiga al país frente a los fondos especulativos.

La Corte Suprema de Estados Unidos resolvió el lunes rechazar la apelación presentada por Argentina en un litigio entablado en Nueva York por fondos de inversión que reclaman a este país el pago de bonos por unos 1.300 millones de dólares, en cese de pagos desde 2001 y que no ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.

Con esta decisión del Supremo, quedó en pie un fallo del juez Griesa, confirmado luego por la Cámara de Apelaciones de Nueva York, que obliga a Argentina a pagar en efectivo la deuda reclamada, que según dijo el lunes la presidenta Cristina Fernández, asciende a 1.500 millones de dólares al sumar intereses.