• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Jubilados de Cancillería en el exterior no han cobrado pensión

Calculan que la pensión de un jubilado de la cancillería es "la más baja de Latinoamérica" | Foto Cortesía Infolítica

Calculan que la pensión de un jubilado de la cancillería es "la más baja de Latinoamérica" | Foto Cortesía Infolítica

No están aprobando las solicitudes y las que abonaron en 2015 fueron pagadas por debajo del monto establecido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Te la dan si quieren y si no quieren, simplemente, no te la dan”. Así se expresó la venezolana residente en Estocolmo, Dinorah Frómeta, jubilada desde 2001 del Ministerio de Relaciones Exteriores al referirse al pago de su jubilación.

“Hago terapia craneosacral y a veces me desempeño como cantante para poder costearme mis gastos porque la pensión casi nunca la recibo. Desde que se implementó el control cambiario en 2003 solo he recibo el beneficio de la pensión  en 5 ocasiones”, relató Frómeta por vía telefónica.

Fuentes oficiales vinculadas a la Cancillería denunciaron que el segundo semestre de 2015 no fue cancelado a ninguno de los jubilados en el exterior, deuda que asocian a la falta de divisas que afronta el país.

La providencia 019 publicada en Gaceta Oficial 37625 de 2003 establece que los jubilados con residencia en el extranjero devengarán una remuneración de 2.000 dólares mensuales máximo, cuya sumatoria de seis meses debe ser cubierta semestralmente.

La fuente señaló que entre las irregularidades en el pago de las pensiones y jubilaciones están la falta de remuneración de los aguinaldos y  las alteraciones en los pagos del primer semestre del año pasado.  Los montos depositados no fueron los aprobados en un principio.

Este es el caso de un jubilado residente en Italia, que pidió resguardar su identidad. Su pensión fue autorizada el primero de septiembre de 2015 por 8.600 euros para el segundo semestre del año, monto inferior a los 10.749,84 euros (12.000 dólares) que le hubiesen correspondido por ley.

Los jubilados de la Cancillería fuera del país gozan de la pensión otorgada y, a su vez, la del Seguro Social venezolano. Pese a estar aprobada, el pensionado que lleva más de cinco meses en espera no recibirá el dinero hasta que el Banco Central de Venezuela emita los códigos de transferencia por autorización de adquisición de divisas.

Desde la Cancillería informaron que el problema para los jubilados no solo se traduce en la falta de pagos sino en la negación del beneficio por inconvenientes con los trámites personales.

El funcionario, vinculado a la Cancillería, mencionó el caso de un ex embajador de 93 años de edad que reside en Colombia, a quien le negaron la solicitud en el primer semestre de 2015 porque le faltaba un documento sobre el sueldo que percibe como pensionado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

A Dinorah Frómeta también le negaron la pensión en el segundo semestre de 2014 por haber estado ocho días de visita familiar en Venezuela. Voceros del Centro Nacional de Comercio Exterior alegaron que no estuvo los últimos seis meses completos en su país de residencia, motivo que les imposibilitó  aprobar la pensión solicitada.

Al presentar la documentación, las autoridades del Cencoex están solicitando el último estatus de los movimientos migratorios del jubilado para constatar que esté en el país de residencia y no se encuentre en Venezuela mientras goza de la pensión.

Penuria en Venezuela. El ex embajador Oscar Hernández aseguró que, en promedio, un embajador jubilado en Venezuela está recibiendo un total de 13.000 bolívares, montó que consideró “el salario más bajo de Latinoamérica” para uno que esté retirado.

Hernández denunció que en los últimos meses no se han hecho las homologaciones correspondientes ni se han aumentado los tabuladores. “Gente con 30 y 35 años de experiencia con unos ingresos muy bajos. Un embajador activo en el exterior recibe ingresos de más de 10.000 dólares en promedio mensuales”, dijo.

Para él, un magistrado o un militar jubilado “gana mucho más que uno de la Cancillería”.

La Cifra
$ 12.000 es el monto máximo que puede cobrar semestralmente un pensionado en el extranjero. En el último año los montos aprobados estuvieron por debajo de esta cifra.