• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Jefe de las Farc insta a desenmascarar desinterés por paz de los privilegiados

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

"No son los colombianos ni el país los cansados con el proceso de paz, como insisten los voceros neoliberales. Son ellos, los círculos privilegiados y guerreristas, los que odian que se hable de soberanía", dijo alias "Timochenko"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri o "Timochenko", instó hoy a "desenmascarar" el desinterés de los "privilegiados y guerreristas" de Colombia por la paz, al considerar que es el Gobierno y no la ciudadanía el que está cansado después de un año de negociaciones.

"Timochenko" hizo esta reflexión en un artículo divulgado en la página de internet de esa guerrilla bajo el título "¿Quién está cansado con el proceso de paz?".

"No son los colombianos ni el país los cansados con el proceso de paz, como insisten los voceros neoliberales. Son ellos, los círculos privilegiados y guerreristas, los que odian que se hable de soberanía, de democracia plena, de modelos alternativos de desarrollo", apuntó.

Y continuó con el argumento de que esas personas "hacen y profundizan la guerra y el terror contra Colombia, mientras acusan de ello a los demás. Urge desenmascararlos", dijo.

El líder máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) se refirió a las declaraciones del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y del jefe negociador del equipo gubernamental, el exvicepresidente Humberto de la Calle, acerca de la lentitud del proceso, que achacan a la guerrilla.

"Timochenko" habló sobre "la verdadera dificultad en la que se encuentra el proceso de La Habana", sede de los diálogos, que a su juicio se fundamenta en la voluntad de Santos de buscar la reelección el año próximo.

"A pocos meses de terminar su mandato, abocado a la necesidad de mostrar resultados que justifiquen su reelección, el presidente Santos observa con angustia que sus planes militares de exterminio contra las Farc fracasaron. Y que las Farc tampoco aceptan someterse en la mesa como soñaba", argumentó.

De manera que "conjuntamente con todo el establecimiento neoliberal, arrecia su campaña de desprestigio. Nos culpa de la lentitud en los avances, de atravesar toda clase de obstáculos, de salirnos de la agenda pactada, de hacerle trampa al país. Nos presenta como narcotraficantes y terroristas, como violadores de menores y asesinos, como los peores enemigos de la patria", agrega.

El proceso de paz de las Farc y el Gobierno colombiano fue instalado oficialmente hace poco más de un año, el 18 de octubre de 2012 en Oslo, pero el trabajo en la mesa de negociaciones no comenzó hasta el 19 de noviembre de ese mismo año en La Habana.

El presidente ha insistido en que este intento de paz debía demorar "meses y no años", aunque los portavoces guerrilleros han aducido que el propósito de finalizar el conflicto armado no debe estar sujeto a presiones y plazos.