• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Japón quiere reforzar alianza de seguridad con EEUU

El gobierno nipón aprovechará la visita de Barack Obama para eso, ante el crecimiento de las tensiones con Corea del Norte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Japón buscará reforzar su alianza de seguridad con EEUU ante la amenaza de Corea del Norte y para aumentar su peso estratégico en el Pacífico, durante la visita que hará el presidente estadounidense Barack Obama a Tokio la próxima semana, respondiendo a la invitación del Ejecutivo nipón.

La visita de Estado del mandatario estadounidense tendrá lugar entre los próximos días 23 y 25, un día más de lo inicialmente previsto, según confirmó hoy la Casa Blanca.

El día 24, Obama celebrará una cumbre con su homólogo japonés, Shinzo Abe, seguida de otra reunión entre el presidente estadounidense y los emperadores de Japón, Akihito y Michiko, con quienes también asistirá a un banquete en el Palacio Imperial ese mismo día.

Los máximos responsables de ambos países discutirán cómo reforzar su alianza de seguridad frente a las tensiones con Corea del Norte, que ha realizado numerosas pruebas de misiles de corto y medio alcance en las últimas semanas y reafirmado su voluntad de desarrollar armas nucleares.

Este es uno de los temas principales incluidos en la agenda para el encuentro, junto a la cooperación estratégica en la región del Pacífico en el marco del ascenso militar de China, según dijeron fuentes del Ejecutivo nipón a la agencia de noticias Kyodo.

El viceministro nipón de Exteriores, Akitaka Saiki, afirmó que el objetivo de la reunión es “enviar un fuerte mensaje a Asia sobre el avance sólido de la alianza Japón-EEUU”, en declaraciones al citado medio tras reunirse en Washington con el secretario de Estado del ramo estadounidense, William Burns, para preparar el encuentro.

Obama y Abe también tratarán el estado de las negociaciones bilaterales sobre el acuerdo de libre comercio el Trans-Pacific Partnership (TPP), añadieron las mismas fuentes.

El viaje oficial del presidente estadounidense a Japón es el tercero desde que asumió el cargo en 2009 y el primero desde la catástrofe del tsunami y el terremoto de 2011.

Después de su estancia en Japón, Obama viajará el día 25 a Corea del Sur, a Malasia el 26 y a Filipinas el 28, para regresar a Washington el 28, según la Casa Blanca.

La visita de Obama servirá además para que Tokio y Seúl traten de mejorar sus relaciones, después de que el presidente estadounidense auspiciara un encuentro trilateral durante la reunión de líderes del G7 organizada en marzo en La Haya.

Tanto Japón como Corea del Sur pretenden superar sus diferencias sobre cuestiones territoriales e históricas de cara a la próxima semana, y para ello representantes de ambos países celebrarán un encuentro mañana en Seúl, según anunció ayer el ministro portavoz nipón Yoshihide Suga.

El portavoz confió en que estas reuniones tengan “un resultado positivo” y evitó referirse a los temas concretos que se tratarán, que según el diario nipón Nikkei incluyen el controvertido uso de cientos de miles de coreanas como esclavas sexuales durante el dominio colonial nipón sobre la península de Corea (1910-1935).

La disputa territorial entre Tokio y Seúl en torno a las islas Dokdo (Takeshima en japonés) es otro de los motivos que ha contribuido a enfriar la relación desde que Abe y su homóloga surcoreana, Park Geun-hye, llegaron al poder.