• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Japón se queda sin mantequilla

Mantequilla | Dreamstime

Mantequilla | Dreamstime

El Gobierno nipón ya tuvo que importar 7.000 toneladas de mantequilla en mayo de 2014 y otras 3.000 toneladas en septiembre de ese mismo año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Japón vuelve a enfrentarse a una escasez acusada de mantequilla por la caída en la producción lechera nacional, lo que ha llevado al Gobierno nipón a tomar la decisión de importar 10.000 toneladas del derivado lácteo, informó hoy la cadena pública NHK.

La Asociación japonesa de productos lácteos (J-milk) prevé un déficit de leche de unas 7.100 toneladas para el presente año fiscal, que en Japón finaliza en marzo de 2016.

La producción de leche nacional y, por tanto, las existencias de mantequilla podrían caer todavía más si el verano es muy caluroso, factor al que el Ministerio de Agricultura nipón atribuyó la escasez de productos lácteos del año pasado.

Durante las Navidades pasadas la escasez de este producto quedó patente en muchos supermercados y tiendas y se llegó incluso en algunos casos a limitar la compra de mantequilla a un paquete por cliente.

Los ganaderos nipones produjeron 7,33 millones de toneladas de leche de vaca el pasado año, un 2,3 % menos que en 2013, según datos del Ministerio de Agricultura nipón.

El descenso afectó también a la mantequilla, de la que se produjeron unas 60.700 toneladas, un 11 % anual menos.

El número de productores lecheros nacionales se ha reducido en los últimos años debido, entre otros factores, al envejecimiento de la población japonesa y la despoblación rural, lo que ha provocado una caída en la producción de leche.

Muchos ganaderos priorizan por ello la materia prima para las ventas de leche líquida en detrimento de otros productos derivados.

Además de las cuestiones demográficas, existen factores comerciales que dificultan la entrada en el país asiático del producto lácteo.

La mantequilla se considera un "artículo comercial nacional" en Japón, por lo que su importación suele estar sujeta a altos aranceles.

El Gobierno nipón ya tuvo que importar 7.000 toneladas de mantequilla en mayo de 2014 y otras 3.000 toneladas en septiembre de ese mismo año.