• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Japón dedicará 707.000 millones de euros a almacenar residuos de Fukushima

Fukushima

Fukushima

La cantidad irá incluida en el presupuesto para el año fiscal 2014, que comienza en abril, y se destinará a comprar unos terrenos en la prefectura de Fukushima que se usarán para almacenar tierra radiactiva y otros materiales que se recojan durante los trabajos de desmantelamiento de la planta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno japonés planea dedicar una partida de 100.000 millones de yenes (unos 707.000 millones de euros) para comprar terreno en el que almacenar los residuos de la accidentada central de Fukushima, informa hoy el diario Asahi.

La cantidad irá incluida en el presupuesto para el año fiscal 2014, que comienza en abril, y se destinará a comprar unos terrenos en la prefectura de Fukushima que se usarán para almacenar tierra radiactiva y otros materiales que se recojan durante los trabajos de desmantelamiento de la planta afectada por un tusnami en 2011.

Precisamente, las labores de limpieza que podrían durar décadas van por detrás de los plazos señalados ya que todavía no se ha construido ningún lugar para el almacenaje de desechos.

En un principio la operadora de la central nuclear, Tokyo Electric Power (Tepco), era la responsable de acarrear con todos los gastos del desmantelamiento pero recientemente el Gobierno nipón decidió implicarse en las labores y sufragar la compra y desarrollo de los lugares de almacenaje.

Según fuentes del Gobierno citadas por el diario Asahi, la difícil situación financiera de Tepco hace muy difícil que pueda hacerse cargo de los gastos sin que se produzcan retrasos en la limpieza y recuperación de los alrededores de la planta.

Los expertos han calculado que para almacenar los alrededor de 20 millones de metros cúbicos de desechos radiactivos que se esperan recoger será necesario un terreno de entre 3 y 5 kilómetros cuadrados.

A pesar de que el actual Gobierno nipón se ha comprometido a que los residuos radiactivos se trasladarán fuera de la provincia de Fukushima después de 30 años, las autoridades locales han mostrado su temor a que se queden allí de manera permanente.