• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Italia: 13 trimestres sin crecer y con tensiones sociales

Rebajas en la tienda Ferrari de Roma el 19 de noviembre de 2014, antes de su clausura | Foto: AFP

Rebajas en la tienda Ferrari de Roma el 19 de noviembre de 2014, antes de su clausura | Foto: AFP

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, saludó recientemente esta reforma, que podría contribuir a reducir las diferencias entre los trabajadores fijos sumamente protegidos y los precarios, a menudo jóvenes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Italia, tercera economía de la zona euro, sigue averiada tras 13 meses consecutivos de contracción económica, víctima, según los economistas, de su reticencia a aceptar reformas.

El PIB italiano, que cayó al nivel de los años 2000 tras tres años de recesión, es posible que haya seguido estancado en el último trimestre de 2014, según el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat). Para 2015, se espera un crecimiento del 0,5% y del 1% para 2016.

La economía italiana, muy dependiente de la industria y, por ende, de las exportaciones, podría beneficiarse de la caída de la tasa de cambio euro/dólar y del precio del petróleo.

El Made in Italy, en particular los sectores de lujo, de la moda y del automóvil, podría ser el más beneficiado, aunque menos los productores de energía o electricidad, según un analista del banco londinense, Imi, Gian Marco Salcioli.

Pero, a diferencia de otros países como Alemania o incluso Grecia, el desempleo siguió creciendo en Italia durante noviembre, hasta llegar a una tasa del 13,4% (43,9% entre los jóvenes activos), un nuevo récord y con el paro las tensiones sociales.

Como Francia, Italia sufre problemas "propios", estima Holger Schmieding, economista del banco Berenberg, en alusión a la lentitud de las reformas emprendidas por estos países si se les compara con los vecinos, pese a las promesas de sus gobernantes, que se enfrentan a fuertes resistencias sociales y políticas.

La reforma del mercado laboral (Jobs Act), que prevé incentivos fiscales y limitar las obligaciones de las empresas que hacen contratos indefinidos, podría traducirse en una recuperación de la confianza "hacia mediados de 2015".

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, saludó recientemente esta reforma, que podría contribuir a reducir las diferencias entre los trabajadores fijos sumamente protegidos y los precarios, a menudo jóvenes. Según Lagarde, Italia debería completar estas medidas con "políticas activas" para fomentar el empleo, reducir la fiscalidad del trabajo y reformar su sistema judicial y bancario.