• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Italia aceptó las uniones civiles entre homosexuales

Carmen junto a sus padres Gordon Lake y Manuel Santos | Foto: Cortesía

Carmen junto a sus padres Gordon Lake y Manuel Santos | Foto: Cortesía

Aunque el decreto está sujeto a los casos más simples por los momentos, pues parejas de personas con doble nacionalidad o casadas en el extranjero, deberán esperar a que se publique la normativa final a publicarse a comienzos de diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde este viernes Italia aceptó las uniones civiles homosexuales tras la publicación del primer decreto de aplicación de la ley en el Diario Oficial, así lo reseñó EFE. Con este reconocimiento, un agente del Estado civil de Milán acudió a Margherita para oficializar la unión de una institutriz de 53 años en fase terminal, y la mujer con la que ha vivido durante 28 años.

Éste matrimonio será el primero inscrito en el registro milanés cuando esté disponible, dentro de unos diez días, según reveló el ayuntamiento. Con este enlace, otras parejas también comenzaron a gestionar sus solicitudes de matrimonio.  

Aunque el decreto está sujeto a los casos más simples por los momentos, pues parejas de personas con doble nacionalidad o casadas en el extranjero, deberán esperar a que se publique la normativa final a publicarse a comienzos de diciembre.

El territorio italiano es la última región europea en reconocer los enlaces legales homosexuales a pesar que no otorga tantos derechos como las legislaciones de España, Reino Unido o Francia. En este país se diferencia la unión civil del matrimonio, entendiéndola como una obligación recíproca tanto moral como materia, el beneficio de una pensión de viudez, el permiso de residencia para la pareja extranjera, el derecho a visita al hospital o la posibilidad de adoptar el apellido de la pareja.

Aunque la unión civil no contempla, como se vislumbraba el proyecto de ley, la adopción de los hijos biológicos de la pareja. El texto aprobado en mayo, sólo permitirá la adopción según casos muy específicos en aras del interés de los niños nacidos y educados en el seno de una pareja homosexual, según validó la Corte de Casación italiana.