• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Israel pide a Argentina seguir con la investigación de fiscal muerto

El atentado contra la AMIA provocó la muerte de 85 personas y fue el más sangriento cometido en Argentina / AFP

El atentado contra la AMIA provocó la muerte de 85 personas y fue el más sangriento cometido en Argentina / AFP

Alberto Nisman, quien fue encontrado muerto en su residencia, era el encargado de llevar el caso del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Israel expresó el lunes su tristeza por la muerte del fiscal que investigaba el atentado de 1994 en Buenos Aires contra la mutual judía AMIA, y pidió a Argentina que prosiga con la investigación de la causa.

"El Estado de Israel expresa su profunda tristeza por la trágica muerte del fiscal especial que investigaba el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Alberto Nisman," afirmó el portavoz del Ministerio hebreo de Exteriores, Emmanuel Nahshon, en un comunicado.

"Nisman, un valiente jurista y combatiente por la justicia, trabajó con gran determinación para identificar a los autores del ataque y a sus comanditarios", añade.

"El Estado de Israel espera que las autoridades de Argentina continúen la labor de Nisman para enjuiciar a los responsables del ataque", agrega el portavoz.

Alberto Nisman, de 51 años de edad, fue hallado muerto en la madrugada del lunes en su apartamento de la capital argentina. El secretario argentino de Seguridad, Sergio Berni, no descartó que la muerte de Nisman fuera un "suicidio".

El fiscal había acusado a la presidenta del país, Cristina Kirchner, de "fabricar la inocencia" de Irán en la causa por el atentado contra la AMIA.

Nisman iba a presentarse este lunes en el Congreso para dar detalles de su dura denuncia contra la presidenta Kirchner y su ministro de Exteriores, Héctor Timerman.

El gobierno argentino ha negado categóricamnte estas acusaciones.

El atentado contra la AMIA provocó la muerte de 85 personas y fue el más sangriento cometido en Argentina.