• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Islamistas salieron a la calle en el “viernes de los mártires”

El temor a las fuerzas de seguridad del Estado ha vuelto a poner a miembros de los Hermanos Musulmanes en la clandestinidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con más de 3.000 miembros en prisión y numerosas bajas en los cargos militares, lo que queda de la cofradía de los Hermanos Musulmanes salió a la calle tras el rezo del mediodía para una jornada de protestas que llamaron el “viernes de los mártires”.
En señal del acorralamiento de las fuerzas armadas, las concentraciones han mermado en comparación a la semana pasada. En los últimos 8 días, cerca de 1.000 personas murieron, principalmente partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi, en los sangrientos asaltos de las fuerzas de seguridad contra sus campamentos. Perecieron también un centenar de policías y soldados.
 
Miedo. El temor a las fuerzas de seguridad del Estado ha vuelto a poner a los islamistas egipcios en guardia. Muchos de ellos han regresado a la clandestinidad en la que vivieron durante las tres décadas de gobierno de Hosni Mubarak, que fue depuesto en las manifestaciones prodemocráticas de 2011.
Para ayer se habían anunciado 28 marchas pacíficas en El Cairo, pero solamente hubo 3 protestas a las que acudieron algunos miles de manifestantes, en una capital poblada por más de 20 millones de habitantes. Antes de la represión, los simpatizantes de Mursi congregaban a decenas o centenas de miles de personas en las ciudades del país.
Por su parte, el ex presidente Mubarak se mantiene en el hospital militar de Maadi, antes de la reanudación mañana de uno de los cuatro juicios que tiene en curso, tres de ellos en apelación, por casos de corrupción y asesinato de manifestantes durante las protestas de enero y febrero de 2011. La caída de Mubarak había marcado el apogeo de la Primavera Árabe, que ese mismo año derribó a los regímenes autoritarios de Túnez y Libia.
 
Reacciones. En torno a 700 personas, según la policía, se concentraron ayer en Bruselas para pedir a la Unión Europea una respuesta más contundente contra el actual Gobierno de Egipto como medida de presión. La UE expresó su respeto por las decisiones de la justicia egipcia en el caso del ex presidente Mubarak. "La justicia está siguiendo su curso en Egipto y lo respetamos", señaló el portavoz para Exteriores, Sébastien Brabant.
Amnistía Internacional reclamó a la policía que responda de forma medida, responsable y con contención, después de haber actuado de manera imprudente ante las protestas violentas. Human Rights Watch, una ONG con sede en Nueva York, denunció 42 ataques a iglesias cristianas ortodoxas y a espacios de miembros de la comunidad.