• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alertan que Estado Islámico quiere fabricar armas químicas

Foto: EFE

Foto: EFE

Australia advirtió que el grupo terrorista ya ha usado cloro y busca "socavar y derrocar" el orden a través de los medios que sean necesarios 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estado Islámico quiere fabricar armas químicas y ya ha usado cloro en su "yihad", advirtió la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Julie Bishop, en un acto en la ciudad de Perth, oeste de Australia, informan los medios locales.

El Estado Islámico representa una de las mayores amenazas que afronta el mundo, porque busca "socavar y derrocar" el orden actual a través de los medios que sean necesarios, dijo la ministra anoche, según la emisora australiana ABC.

Bishop indicó que el grupo yihadista está dispuesto a "utilizar todas las formas de violencia posibles para alcanzar su objetivo demente. Esto incluye armas químicas".

La ministra manifestó que en este camino el Estado Islámico ha empezado a reclutar especialistas capaces de crear armas químicas y afirmó que la organización islámica ya ha utilizado cloro.

El cloro, como el fosgeno, es un agente asfixiante que daña los pulmones a través de la exposición por inhalación, los efectos son inmediatos o aparecen en un curso aproximado de tres horas en forma de irritación en los ojos, nariz y garganta, dolor al respirar, náuseas, vómitos y quemaduras en la piel.

Los pulmones se hinchan y se llenan de líquido en los casos extremos, y aunque se pueda sobrevivir, la víctima, en general desarrollara problemas respiratorios crónicos.

"Las armas químicas reciben por lo general menos atención del público que las amenazas nucleares o biológicas. No obstante, productos químicos tóxicos han sido los más usados, con diferencia, en el siglo XX", dijo Bishop.

El Gobierno australiano elevó el pasado septiembre la alerta por terrorismo y desde entonces la Policía ha evitado seis atentados de yihadistas radicalizados, mientras más de un centenar de nacionales se han unido a las filas del Estado Islámico en Irak y Siria y otros 150 apoyan a la organización desde Australia.

El Ejecutivo ha reforzado las leyes y quiere aprobar una en particular para cancelar la nacionalidad australiana a los terroristas con doble pasaporte, como parte de las medidas para hacer frente a la radicalización y a posibles atentados en el país.