• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estado Islámico castigará a hombres que no se dejen crecer la barba

El grupo islamita aseguró que castigará quienes no cumplan con la orden de dejarse la barba / AP

El grupo islamita aseguró que castigará quienes no cumplan con la orden de dejarse la barba / AP

El grupo yihadista advirtió que quienes incumplan con esta disposición recibirán latigazos o, incluso, serán ejecutados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El líder del grupo yihadista Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, ordenó que todos los hombres de la ciudad de Mosul, Iraq, se dejen crecer la barba bajo amenaza de ser castigados con latigazos o, incluso, ejecutados.

La orden fue anunciada hace una semana a través de miles de panfletos titulados "Es un deber dejarse barba y está prohibido afeitarla", que fueron repartidos en las calles, mercados y mezquitas de Mosul, capital de la provincia iraquí de Nínive.

El responsable local Mohamed al Ahmed dijo que el pasado viernes los imanes de las mezquitas también instaron en sus sermones del rezo del mediodía a los fieles a cumplir con esta nueva obligación.

Además, los clérigos advirtieron de que serán castigados los que infrinjan "las enseñanzas del califa de los musulmanes, Abu Bakr al Bagdadi".

El imán de la mezquita Al Wadud, Abu Aisha, del barrio Al Wahda, dijo en su sermón que los que sean advertidos por primera vez por no cumplir con esta norma serán castigados con cincuenta latigazos, como mínimo; y agregó que quienes no lo cumplan a pesar de los avisos podrían ser ejecutados.

Por su parte, el ulema de Mosul, jeque Mohamed al Shamá, explicó que el dejarse barba se considera "suna" (tradición o costumbre del profeta Mahoma), por lo que podría considerarse un deber, pero no obligación.

En ese sentido, subrayó que "ninguna autoridad puede obligar a alguien a afeitársela, ya que no hay texto religioso ni versículo coránico que obligue a los musulmanes a ello", dijo Al Shamá antes de subrayar que "un versículo del Corán dice que no hay obligación en la religión islámica".

Asimismo, insistió en que ninguna autoridad puede obligar a alguien a dejarse crecer la barba y en que los expertos en jurisprudencia islámica no han determinado sanciones por afeitársela, por lo que obligar a ello es algo ilógico e inaceptable.