• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irlanda vota por aprobar el matrimonio gay

Los votantes irlandeses decidían ese día si habrán de legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en esta nación de mayoría católica / AFP

Los votantes irlandeses decidían ese día si habrán de legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en esta nación de mayoría católica / AFP

Las encuestas de opinión durante la campaña de dos meses en esta nación de mayoría católica indican que la enmienda apoyada por el gobierno en favor del casamiento homosexual debería ser aprobada por mayoría cuando se anuncien los resultados el sábado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los votantes irlandeses acudieron a las urnas para decidir si habrán de legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo, en una jornada que el ministro para la igualdad calificó de plebiscito sin precedente.

Las encuestas de opinión durante la campaña de dos meses en esta nación de mayoría católica indican que la enmienda apoyada por el gobierno en favor del casamiento gay debería ser aprobada por mayoría cuando se anuncien los resultados el sábado, pero los activistas a favor de la legalización manifestaron cautela teniendo en cuenta votaciones anteriores en las que la oposición al gobierno y la baja concurrencia de votantes rechazó propuestas de manera inesperada.

Las autoridades electorales manifestaron una concurrencia superior a lo habitual en puestos de votación en escuelas, iglesias y bares en esta nación de 3,2 millones de votantes registrados. Se formaron filas frente a algunos puestos antes de que abrieran a las siete de la mañana.

Los votantes que salían de un puesto de votación en el nordeste de Dublín demostraron una clara brecha generacional cuando se les preguntó cómo habían votado. La mayoría de los menores de 40 años dijeron que sí y los votantes de mayor edad tendieron a decir que no.

"Se puede conceder a los homosexuales sus derechos sin redefinir la institución del matrimonio. Lo que están pidiendo es demasiado", afirmó Bridget Ryan, de 61 años de edad.

El ministro del gobierno para la igualdad, Aodhan O Riordain, votó en el nordeste de Dublín y dijo que había sido el voto más importante de su vida. Manifestó optimismo por los primeros indicios de una fuerte concurrencia de votantes, puesto que la participación de los votantes primerizos era considerada importante para la aprobación de la medida.

"Este es un plebiscito como ningún otro", dijo O Riordain. "Hay una anticipación como nunca he visto antes".

Los líderes católicos manifestaron su oposición a la medida argumentando que la legalización del matrimonio homosexual socavaría la institución y desencadenaría consecuencias legales imprevistas en los tribunales irlandeses en cuestiones como la adopción.

La aprobación de la medida reforzaría la impresión de que la influencia de la iglesia católica se está desvaneciendo en el mismo país que en la década de 1980 rechazó enérgicamente el aborto y el divorcio.