• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irlanda investigará las casas católicas para madres solteras

Un pequeño homenaje a los 800 niños enterrados en una fosa común en Tuam, en el Condado de Galway, un hogar para madres solteras | AFP

Un pequeño homenaje a los 800 niños enterrados en una fosa común en Tuam, en el Condado de Galway, un hogar para madres solteras | AFP

El Gobierno "ha decidido establecer una comisión de investigación con plenos poderes para examinar todas las cuestiones que rodean" a esos centros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Irlanda anunció este martes que investigará los centros católicos en que se recluía a las madres solteras y a sus hijos al conocerse que unos 800 niños murieron en uno de ellos a lo largo de 35 años y fueron enterrados en una fosa común.

El ministro de Infancia y Juventud, Charlie Flanagan, dijo que era "absolutamente esencial" establecer la verdad sobre estas instituciones de la Iglesia conocidas como 'Hogares madre e hijo' ('Mother and Baby homes'), a las que iban a parar miles de madres solteras condenadas por la sociedad al ostracismo.

El Gobierno "ha decidido establecer una comisión de investigación con plenos poderes para examinar todas las cuestiones que rodean" a esos centros, agregó. Las condiciones en esas instituciones eran duras y muchos de los niños eran dados en adopción, como retrataba la película británica 'Philomena' que fue candidata a varios premios en la última edición de los Óscar.

"Tenemos que ocuparnos de las altas tasas de mortalidad" de esos lugares. "Tenemos que ocuparnos de las prácticas funerarias. Tenemos que considerar otros temas relacionados con la adopción y las circunstancias legales que la rodeaban. Están también los ensayos clínicos", agregó el ministro.

En las últimas dos semanas se descubrió que al menos 800 niños -muertos de desnutrición y enfermedades infecciosas, entre otros motivos- fueron enterrados en una fosa común junto al convento Santa María, en Tuam, en el condado de Galway (oeste), y que algunos centros permitieron que los niños fueran usados para experimentar nuevas vacunas. Se sospecha que pudo tratarse de fenómenos extendidos, de ahí el anuncio del Gobierno.

En cualquier caso no es el primer escándalo que salpica al trato de la Iglesia a las mujeres que se quedaban embarazadas fuera del matrimonio. Entre 1922 y 1996, más de 10.000 muchachas trabajaron prácticamente como esclavas en lavanderías explotadas comercialmente por religiosas católicas en conventos en Irlanda, el caso de las "hermanas de Magdalena" que también fue llevado al cine.