• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irán a la expectativa ante los nuevos secretarios de Estado y Defensa de EE UU

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, indicó que Irán espera que se produzcan "cambios prácticos en la política exterior de EE UU y este país modifique sus criterios"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, expresó este martes su esperanza de ver cambios prácticos en la política de EE UU con el nombramiento de los nuevos responsables de Defensa y de Estado.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, designó al senador demócrata John Kerry como secretario de Estado, al ex senador Chuck Hagel como secretario de Defensa, y a uno de sus asesores en materia antiterrorista John Brennan, para director de la CIA.

Todos ellos tienen que pasar a partir de hoy el trámite de ratificación por parte del Senado.

"Esperamos que se produzcan cambios prácticos en la política exterior de EE UU y este país modifique sus criterios" y los adecúe "al respeto de los derechos de las naciones", dijo Mehmanparast en su habitual rueda de prensa de los martes.

Irán está sometido a sanciones de la ONU por su programa nuclear, que algunos países, con EE UU a la cabeza, creen que puede tener fines armamentistas, mientras Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente de uso civil y pacífico.

Por su parte, por el mismo motivo, la Unión Europea, EE UU y algunos otros países han impuesto a Irán sanciones, especialmente dirigidas a sus sectores petrolero y financiero.

EEUU y sus aliados occidentales, hasta ahora, han exigido a Irán que cese el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, que saque del país todas sus reservas de este material y que desmantele las instalaciones nucleares subterráneas fortificadas de Fordo.

El uranio enriquecido al 20 por ciento, que Irán asegura que produce para uso médico en su reactor experimental de Teherán, no sirve para la fabricación de bombas nucleares, que lo precisan al 90 por ciento, pero las potencias occidentales afirman que se puede usar como precursor.

Irán ha señalado que no renunciará a su programa nuclear pacífico y reiterado que no tiene ningún proyecto para fabricar bombas nucleares, como sospechan algunos países, con Estados Unidos a la cabeza.