• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irán congelará sus actividades nucleares a partir de enero

El embajador iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica, Reza Najafi

El embajador iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica, Reza Najafi

El acuerdo de Ginebra prevé la congelación de ciertas actividades nucleares de Irán a cambio de un levantamiento de algunas sanciones económicas por parte de la comunidad internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Irán congelará sus actividades nucleares, según lo pactado en el reciente acuerdo interino alcanzado con la comunidad internacional, a partir de finales de diciembre o principios de enero, dijo este viernes en Viena el embajador iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Reza Najafi señaló ante la prensa, al margen de una reunión de la Junta de la agencia nuclear de la ONU, que "a finales de diciembre o comienzos de enero se comenzará con la aplicación de las medidas que fueron acordadas por ambas partes (en Ginebra)".

El acuerdo de Ginebra prevé la congelación de ciertas actividades nucleares de Irán a cambio de un levantamiento de algunas sanciones económicas por parte de la comunidad internacional.

El OIEA será el encargado de verificar lo pactado en el reciente acuerdo nuclear, lo que supondrá que deberá inspeccionar ciertas instalaciones atómicas todos los días.

"La política (del presidente iraní Hasán Rohaní) está dando gradualmente sus frutos en un espacio corto de tiempo", valoró el representante iraní.

"El acuerdo de Ginebra fue otro paso importante", agregó Najafi, quien preciso que Irán está "en discusiones preliminares con el OIEA para la aplicación del acuerdo".

La República Islámica se ha comprometido, entre otros asuntos, a no avanzar en las obras de la planta nuclear de Arak y a diluir sus depósitos de uranio altamente enriquecido, una sustancia con la que se pueden fabricar bombas atómicas.

Irán invitó ayer a los inspectores del OIEA a visitar el 8 de diciembre la planta nuclear de Arak, situada al suroeste de Teherán, por primera vez en dos años.

Esa visita se produce en el marco de otro acuerdo, firmado por el OIEA e Irán el pasado 11 de noviembre, que contiene seis medidas prácticas para mejorar la cooperación en la investigación del programa nuclear iraní.

La Junta de Gobernadores del OIEA se reunió esta semana en Viena en la primera cita de esta agencia nuclear desde la firma del acuerdo de Ginebra la semana pasada.

El llamado grupo 5+1, compuesto por los cinco países permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, emitió ayer una declaración conjunta en la Junta, en la que muestra su satisfacción con los recientes acuerdos firmados con Irán.

Además, las seis potencias reconocen el "rol esencial" del OIEA en verificar las medidas nucleares de esos pactos.

El acuerdo firmado en Ginebra tiene una validez de seis meses a partir de su puesta en marcha, un período durante el que las partes deberán negociar un pacto duradero para poner fin a un conflicto nuclear que ya dura una década.

El acuerdo con el OIEA estipula que Irán mejorará su cooperación en cuestión de tres meses.

La comunidad internacional, con Estados Unidos y la Unión Europea a la cabeza, teme que bajo el paraguas de un supuesto programa nuclear civil, Irán se esté haciendo con los materiales y conocimientos nucleares necesarios para acceder a bombas atómicas.