• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irán dice que quiere poner fin a confrontación con EE UU por programa nuclear

El jefe de la diplomacia iraní se mostró convencido en Berlín de que, "con toda seguridad, la confrontación no es la vía" y agregó que las acusaciones mutuas ya no son útiles para ninguna de las partes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi, aseguró hoy a Washington que Teherán está dispuesto a mantener negociaciones serias para poner fin a la disputa de diez años sobre el programa nuclear iraní.

El jefe de la diplomacia iraní se mostró convencido en Berlín de que, "con toda seguridad, la confrontación no es la vía" y agregó que las acusaciones mutuas ya no son útiles para ninguna de las partes.

"Debemos hallar un camino al final del día que nos haga salir de esta crisis artificial", dijo en una rueda de prensa conjunta con su homólogo alemán, Guido Westerwelle.

Subrayó que Irán está dispuesto a ofrecer garantías jurídicamente vinculantes de que su país jamás emprenderá el rumbo hacia un uso no pacífico de la energía atómica.

La fabricación de una bomba nuclear no mejoraría, sino empeoraría la seguridad de Irán, declaró Salehi, quien añadió: "¿Contra quién íbamos a querer emplear una arma semejante?"

"No vemos en ello ningún acto sabio, no vemos nada de racional en ello, no vemos qué nos aportaría", destacó.

El ministro alemán de Exteriores, por su parte, se pronunció a favor de un pronto inicio de conversaciones directas para lograr una solución a la disputa en torno al controvertido programa nuclear iraní.

Se ha abierto una "ventana para una oportunidad que debería ser aprovechada y traducirse en una voluntad real para el diálogo", indicó el jefe de la diplomacia alemana.

"La declaración de una voluntad de diálogo debería desembocar lo antes posible en negociaciones sustanciales", señalo Westerwelle, quien resaltó que es interés expreso de Alemania que todas las diferencias queden solventadas a nivel político y diplomático.

En su opinión, "2013 es un año decisivo en el que todos los esfuerzos deberían ir dirigidos a reducir las tensiones".

Por otra parte, el jefe de la diplomacia iraní negó que su país apoye al régimen de Bachar al Asad con el envío de soldados a Siria.

En este sentido, Salehi manifestó que "el ejército iraní es suficientemente grande, no necesita fuerzas del exterior", al tiempo que advirtió a la comunidad internacional en contra de una injerencia en el conflicto.

"Dejad que este proceso siga su curso natural", dijo el ministro, quien abogó por unas elecciones presidenciales bajo supervisión internacional, en las que no descartó la participación de Al Asad, pues "eso depende de él".

Salehi subrayó que la asistencia que su país presta a Siria es de carácter económico y en este sentido puntualizó: "Sí, ayudamos, pero ayudamos al pueblo sirio".

Al mismo tiempo, expresó su intención de continuar con las conversaciones con la oposición siria, después de haberse reunido el pasado fin de semana con el líder de la Coalición Nacional Siria, Moaz al Jatib, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania).