• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irak inauguró la producción de petróleo en un amplio complejo energético

Balancín de petróleo / AFP

Balancín de petróleo / AFP

El ministro iraquí de Petróleo, Abdel Karim Laibi, precisó que "la producción de petróleo de esta planta llegó a 120.000 barriles al día y aumentará antes de finales de año a 400.000"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro iraquí de Petróleo, Abdel Karim Laibi, anunció hoy el comienzo de la producción de crudo en el campo de Oeste de Qarana 2, en la provincia meridional de Basra, con una capacidad potencial de hasta 400.000 barriles diarios.

"La producción de petróleo de esta planta llegó a 120.000 barriles al día y aumentará antes de finales de año a 400.000", dijo Laibi en una alocución con motivo de la inauguración, a la que asistió también el viceprimer ministro iraquí, Husein Al Shahristani.

Laibi añadió que durante los pocos años que lleva el complejo, construido en 2009, se establecido instalaciones importantes, como "esta refinería de petróleo de entre las más grandes de Irak".

Asimismo, "se excavaron 48 pozos petroleros y se levantaron una central eléctrica y varios establecimientos de potabilización de agua", agregó Laibi, quien indicó que dichas infraestructuras cumplen con el programa del ministerio para aumentar la producción de crudo de Irak.

La empresa rusa Look Oil, que participa en el proyecto, firmó un acuerdo con Irak incluido en la ronda de licencias petroleras en diciembre de 2009, por una duración de veinte años, para desarrollar el campo de Oeste de Qarana 2, en virtud de lo que se compromete a producir 1.200.000 barriles durante seis años.

Por su parte, el viceprimer ministro ruso Arkadi Dvorkóvich, presente en la inauguración, felicitó de parte del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a las autoridades iraquíes "por estos grandes logros" que considera "un paso importante hacia la colaboración mutua entre ambos países".

Tras el derrocamiento de Sadam Hussein, Irak realizó cuatro rondas de licencias petroleras para el desarrollo de sus campos, que fueron abandonados como consecuencia del bloqueo económico impuesto en los años noventa.

Irak tiene como objetivo aumentar su producción de petróleo a más de 10 millones de barriles al día a lo largo de los próximos cinco años.