• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irak cierra dos pasos fronterizos con Siria

Los civiles temen que el cierre de estos pasos impida el tradicional comercio en la frontera con Siria, por donde pasan muchas mercancías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Bagdad decidió este viernes cerrar dos pasos fronterizos con Siria en las provincias de Al Anbar y Nínive, medida que diversos analistas consideran una forma de perjudicar el comercio local y presionar a los suníes de esas zonas para que cesen sus protestas.

Según el canal de televisión estatal Al Iraqiya, la decisión de cerrar los pasos de Rabia, en la provincia septentrional de Nínive, y de Al Walid, en la de Al Anbar (oeste), será efectiva a partir del próximo domingo.

En declaraciones a Efe, el analista político Sabah al Iraqi afirmó que en su opinión el objetivo es presionar a los manifestantes de estas provincias, de mayoría suní, para que pongan fin a sus protestas contra el Gobierno central de Bagdad.

Los manifestantes temen que el cierre de estos pasos impida el tradicional comercio en la frontera con Siria, por donde pasan muchas mercancías.

Los comerciantes deberán usar entonces otras rutas de mayor distancia, lo que acarreará una subida en los costes de transporte y, por tanto, en el precio final de los productos, principalmente de alimentos.

El ministerio de Defensa ya tomó una decisión similar el pasado día 8 al clausurar el paso de Tarabil, en el límite con Jordania.

Este cierre fue igualmente criticado por los habitantes de Al Anbar, que lo consideraron como una violación de la Constitución y una medida contra los manifestantes, puesto que ya ha originado un aumento de los precios de los alimentos.

Las provincias de mayoría suní son escenario desde hace semanas de multitudinarias manifestaciones, en las que participan jeques religiosos y tribales, para pedir la liberación de los detenidos sin cargos y la derogación de la ley antiterrorista, que consideran dirigida contra los suníes, mayoritarios en Irak.

Decenas de miles de suníes protestaron de nuevo este viernes para exigir el fin de su marginación en distintas provincias iraquíes como Al Anbar, Nínive, Salahedín (al norte de Bagdad), Diyala (en el noreste del país), y Kirkuk, en el norte.

Las protestas estallaron en la provincia de Al Anbar y se extendieron a otras regiones tras la detención el pasado 20 de diciembre de varios guardaespaldas del ministro de Finanzas, Rafea al Isaui, integrante del bloque Al Iraqiya, de tendencia laica e integrada por líderes suníes y chiíes.